Marcelo Ebrard prefirió autoexiliarse de México cuando perdió el registro como candidato plurinominal por Movimiento Ciudadano, lo cual que hubiera garantizado tres años de fuero, y con las sospechas por desfalcos financieros en la construcción de la Línea Dorada o Línea 12 del Metro del Distrito Federal sobre su espalda mejor prefirió irse, desde hace cuatro meses a París, Francia.

A pesar de todo, Marcelo no está escondido ni intentando pasar desapercibido, de acuerdo al diario 24 horas, el ex jefe de Gobierno del Distrito Federal está alojado en un hotel de lujo, llamado The Peninsula, junto con su esposa y sus dos hijos.

Rosalinda Bueso y Ebrard.

Marcelo, Rosalinda Bueso y los dos niños, están alojados en un hotel cuyas habitaciones cuestan entre 24 mil y 30 mil pesos diarios.

Hotel The Peninsula en Paris. Foto: Facebook.
Hotel The Peninsula en Paris. Foto: Facebook.

 

Hotel The Peninsula en Paris. Foto: Facebook.

 

Hotel The Peninsula. Foto: Facebook.

Ebrard y su familia eligieron a la segunda ciudad más cara del mundo como su residencia, donde según los rankings internacionales, el costo promedio de vida diaria supera los dos mil pesos por persona.

Ebrard y su esposa.

El escándalo de la Línea Dorada.

Poco tiempo después de su apertura al público, la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, tuvo que ser cerrada temporalmente, por fallas en su recorrido que ponían en riesgo a los usuarios.

Se estimaba que la Línea pudiera ser reabierta en noviembre de 2015, pero de acuerdo a Systra, una de las empresas contratadas para realizar estudios y rehabilitar la Línea 12, esta funcionará mal de por vida.

El debate

Leave a Reply