Leticia Vaca

“Estaremos a disposición de las autoridades competentes (…) no tengo por que poner mi renuncia porque efectivamente la presunción de inocencia es lo primero que se debe de tomar en cuenta”, respondió Mónica Liliana Rangel Martínez, titular de los Servicios de Salud de Gobierno del Estado, al ser cuestionada sobre por qué no se separa de su cargo en tanto se investigan los señalamientos de supuestas irregularidades en la contratación de proveedores.

Tanto el diputado Edgardo Hernández Contreras como la legisladora María del Consuelo Carmona Salas cuestionaron a la funcionaria respecto a la separación del cargo, sin embargo la funcionaria puntualizó que “hasta el momento no tengo yo ninguna notificación de que esto se haya ya emitido como una resolución específica (…) en razón de que hasta el momento no se ha dado de conocimiento al órgano interno de control o a la Contraloría General del Estado el inicio de algún procedimiento hacia algún funcionario, pues no se ha llevado a cabo este proceso”.

Asimismo, aseguró que desde el pasado mes de agosto solicitó a la Auditoría Superior del Estado (ASE) la revisión de cada uno de los señalamientos que se han hecho en contra de la Secretaría de Salud, principalmente de recursos utilizados en obras y adquisiciones de 2018, “además de todo lo que se ha ejecutado en la contingencia de COVID-19” y lo que corresponde a los recursos ejercidos en el Hospital Central.

“Comparto toda esta preocupación que existe con relación a los recursos públicos (…) desde el primer momento que se emitieron ese tipo de señalamientos, mi postura fue muy clara de poner a disposición de todos los entes fiscalizadores la información para que sea revisada”, dijo.

Aunque la diputada Marite Hernández Correa y el legislador Ricardo Villarreal Loo también cuestionaron a la secretaria de Salud sobre la contratación de supuestas empresas fantasma, sólo Edgardo Hernández le pidió su renuncia.

“Por qué permanecer… se lo digo abiertamente, le exijo inmediatamente su renuncia (…) si usted tuviera poquita vergüenza, estuviera enfrentando esas denuncias, no en calidad de secretaria (…) le deseo que la justicia la alcance (…) usted y su trabajo apesta a delincuencia y a corrupción”, enfatizó.

Hernández Contreras además acusó de mentirosa a Rangel Martínez: “Yo no sé con qué cara y con qué valor ve a los potosinos (…) es una mentirosa y cínica; primero desconoció a su acreedor favorito, no digo su nombre porque es un civil, y después que luce en fotografías con él, admitió conocerlo y también desconoció erogar un peso en esas empresas señaladas, sale a los dos días a decir que efectivamente se contrataron… por el pago hasta ahorita irregular de más de 400 millones de pesos. ¡Qué vergüenza!”.