Astrolabio

Abelardo Medellín

El gobernador Juan Manuel Carreras López confirmó que Jorge Vega Arroyo, quien fuera titular de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV), presentó su renuncia esta semana y solicitó separarse del cargo por cuestiones personales.

El jefe del ejecutivo estatal comentó que debido a la salida de Vega Arroyo, un trabajador interno a la CEEAV será quien tome la titularidad de la dependencia, al menos hasta que termine la administración actual en poco más de 20 días.

De acuerdo con versiones extraoficiales, Vega Arroyo habría sido invitado a formar parte de la administración entrante a cargo de Ricardo Gallardo Cardona, como titular de una subsecretaría.

Breve historia de Vega Arroyo y su llegada a la CEEAV

Vega Arroyo fue designado por el gobernador Juan Manuel Carreras para ocupar el cargo de comisionado de la CEEAV desde el 15 de septiembre de 2017 y hasta el 14 de septiembre del 2020; luego de este periodo, Carreras López incluyó a Jorge Vega dentro de la terna que envió al Congreso del Estado para la elección del nuevo titular de la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEEAV) para el periodo de 15 de septiembre de 2020 al 14 de septiembre de 2025; esto a pesar de que Vega Arroyo ya era el titular entonces.

No solo existía la problemática de que él ya era titular y se solicitaba una reelección, sino que desde 2019 grupos de víctimas denunciaron la revictimización que vivían al interior de la dependencia y por ello pedían la destitución del entonces comisionado.

Luego de que se anunció la terna que pretendía una reelección al interior del CEEAV, el 4 de septiembre del 2020, Juan José Zavala Pérez, ex presidente de la Asociación Potosina de Abogados, explicó que la elección de Vega Arroyo para que ocupara otro periodo el cargo, vulneraba la ley en la materia.

“Ya ocupa el cargo de comisionado y la legislación es clara cuando especifica que la reelección implica que un ciudadano que ya ha sido votado para ocupar un cargo público no pueda volver a serlo de forma consecutiva o de manera inmediata, y él ya ha estado en el puesto, aunque sea de manera interina, por el tiempo que haya sido, y de volverlo a ratificar ahí, se entiende que es una reelección”, explicó entonces Zavala Pérez.

Añadió que de aprobarse el perfil del titular, los diputados mostrarían intereses políticos y dejarían de lado el cumplimiento de los requisitos de la convocatoria.

Al igual que Zavala Pérez, el ex presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), José Ángel Morán Portales, opinó en su momento que la elección de Vega Arroyo violaría la ley y sería sujeta a ser judicializada.

Pese a señalamientos e inconformidades, Vega Arroyo fue elegido por el Congreso del Estado con una mayoría de 19 votos a favor, durante la sesión extraordinaria del 14 de septiembre del año pasado.

Un mes después, Blanca Laura Martínez Belmares, quien fuera aspirante a ocupar la CEEAV en el proceso que dio la reelección a Vega Arroyo, denunció este estuvo plagado de irregularidades y fue violatorio de derechos humanos, por lo que presentó un juicio de amparo en contra de la reelección del comisionado.

“Estaban siendo los votos contados, mas nunca plasmados para asegurarnos que a Vega lo favorecieron 19 votos y a su servidora seis; yo creo que en ese momento hubo acuerdos por debajo de la mesa por el proceso electoral que se avecina en 2021”, dijo entonces Blanca Laura Martínez.

En 2020, cuando se le preguntó a Vega Arroyo sobre la controversia de esta “reelección”, el ahora ex titular de la CEEAV dijo que no había impedimento para continuar en el cargo, ya que no sería “reelecto” debido a que cuando asumió el cargo antes no fue por elección, sino por designación del gobernador.

A+