Habitantes de Mexquitic durante manifestación en Palacio de Gobierno.

Angélica Campillo

Si se devuelven a la Federación los 21 millones de pesos que fueron obtenidos por parte del Ayuntamiento de Mexquitic de Carmona para la realización de una obra, habitantes de dicho municipio advirtieron que solicitarán al Gobierno del Estado que les reintegre esos recursos.

Hasta este miércoles 11 de diciembre al mediodía, el Ejecutivo no había presentado a los habitantes de Mexquitic de Carmona el convenio para llevar a cabo la obra de distribución de agua potable en ese municipio, por lo que el alcalde Rafael Pérez Rojas declaró que el titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Regional (Sedesore), Alberto Elías Sánchez, los hizo firmar un documento ilegal, que trae datos incorrectos: “yo no creo que se hayan equivocado, fue con dolo, porque esos documentos los hacen todo el año. Fue un documento para salir del paso ayer y que la manifestación se disuadiera”, añadió.

El edil señaló que con ese convenio se estarían comprometiendo los recursos federales que se obtuvieron, a fin de que no se devuelvan, el cual debe estar elaborado y firmado a más tardar este 11 de diciembre, de acuerdo a los plazos señalados por la ley; agregó que el trámite siguiente sería el de la licitación de la obra.

Asimismo, aseveró que, de lo contrario, exigirían al Gobierno del Estado que les pague los 21 millones de pesos que se requieren para llevar a cabo esta obra, y además solicitarían la destitución del titular de la Sedesore, porque “no puede ser posible que esté pasando todo este show sólo por un funcionario. Ayer el gobernador dio la orden de que no se regrese el recurso y Alberto Elías, ¿por qué nos causa este problema?, ¿Qué está pasando?”.

Cabe destacar que se presentó un conato de altercado entre los manifestantes y oficiales que custodiaban el Palacio de Gobierno, e incluso el alcalde acusó que un oficial intentó golpear a uno de ellos, sin embargo no pasó a mayores.

“No está bien, estamos manifestándonos pacíficamente. Los policías jalonearon a los compañeros que nos traían de desayuna”, criticó, y consideró que parecía que el Gobierno del Estado quería que se presentara un conflicto y que los manifestantes golpearan a los policías para tener un pretexto y no entregarles el recurso.