Astrolabio

Abelardo Medellín

Un grupo conformado por decenas de ejidatarios de La Pila se manifestaron este lunes en las oficinas de la Procuraduría Agraria en la capital potosina, para exigir una reunión con el delegado Ernesto Rendón Aguilar y pedirle que no participe en el despojo de mil 888.99 hectáreas del ejido.

Luego de una hora de ocupación pacífica de las oficinas, administrativos les dijeron a los ejidatarios que el delegado no se encontraba y no podía recibirlos.

En el lugar también estaba presente Carlos Covarrubias Rendón, activista e integrante del Frente Amplio Opositor, para apoyar a los ejidatarios y quien habló sobre el despojo que han emprendido grupos empresariales para quedarse con estas más de mil hectáreas de propiedad ejidal.

“Es la privatización de tierra más grande en la historia de San Luis Potosí, ni siquiera se compara con la Garita de Jalisco o con otros lugares que han tenido este tipo de procesos, como Laguna de San Vicente”, afirmó el activista.

Carlos Covarrubias explicó que el padrón de ejidatarios de la zona asciende a casi 560, de los cuales, 206 son quienes buscan vender estas hectáreas.

“De esos 206, hay 30 que son empresarios, hasta vergüenza da. Hay un montón de señores empresarios dueños de industrias y de medios que son ejidatarios de La Pila”.

De acuerdo con el activista, ya fueron dos las ocasiones en que los grupos empresariales ayudados por el delegado de la Procuraduría Agraria en San Luis Potosí, han intentado convocar a una asamblea ejidal; en ambas ocasiones, se han frustrado los intentos de formalizar la venta de los terrenos, pero ya se tiene una nueva fecha para una próxima asamblea el domingo 5 de junio.

Respecto al impacto que este despojo de tierras podría tener en la capital potosina, Covarrubias Rendón apuntó que, permitir un desarrollo inmobiliario en la zona, significaría “el derrumbe” de la capacidad hídrica de la zona conurbada de San Luis Potosí.

“No saben, Galindo no tiene ni idea de cómo arreglar la bronca (…) yo le pregunto a Galindo, ¿cuántos derechos de agua han sido vendidos a grupos empresariales y que le pertenecían a la ciudad de San Luis Potosí?, ¿cuántos pozos de uso doméstico, han sido cerrados y los derechos han sido puestos a disposición de grupos empresariales?, 240, al menos de derechos de agua de productores, pero en la ciudad, ¿cuántos pozos ya no sirven, pero sí se permite que excaven en las zonas de la posible industrialización que se va a dar en La Pila?, es un impacto tremendo”.

Según el activista, las obras y desarrollos industriales que se buscan instalar en La Pila no soportarían un riguroso examen de impacto hídrico, situación que revela el peligro que significa para el abasto de agua en la capital.

Covarrubias Rendón afirmó que el asunto del ejido La Pila ya está en los escritorios de la Procuraduría Agraria Nacional, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y también del presidente de la República; instancias a las que han acudido debido a que “es muy escandaloso lo que puede pasar”.

De igual manera, Carlos Covarrubias solicitó al Gobierno del Estado que no convalide las decisiones que han buscado promover los grupos empresariales del estado y que buscan imponer a través de la Procuraduría Agraria.

“La gente que está hoy en el Gobierno del Estado no son tontos, que pongan atención de esa mentira que les intentan vender de que se viene la gran industrialización de San Luis Potosí, y al Gobierno Federal le pedimos que sea radical, que pongan en su lugar al procurador de San Luis Potosí”, comentó finalmente el activista.

A+