Astrolabio

 

Ciudad de México (05 de abril de 2016).- Podría sorprenderte saber que la gente con trastornos de abuso de sustancias padecen de deficiencias nutrimentales. Si eres de las millones de problemas con un problema de adicción con el alcohol, estimulantes u opiáceos, es importante saber que tu bienestar en general puede verse afectado. Suplementos podrían ayudarte a corregir estás deficiencias para recuperar tu salud.

Primero veamos el alcohol. Tiene calorías, pero nada de nutrientes. Muchas bebidas alcohólicas (especialmente en bebidas mezcladas) tienen azúcares añadidos. Si bebes mucho alcohol, estas bebidas podrían conformar una parte importante de tu consumo calorífico por día, hasta el 50% en algunos casos.

El alcohol termina desplazando muchas de tus calorías de alimentos. Si el consumo de alcohol representa al menos 25% de tu consumo calorífico total, tu consumo de carbohidratos, proteína y grasa pueden disminuir drásticamente.

Cuando el alcohol te hace eliminar alimentos de tu dieta, también te hace eliminar nutrientes. Simplemente no consumes todos los nutrientes que necesitas. Adicionalmente, aquellos que beben mucho sufren de mala digestión y no absorben nutrientes eficientemente. El consumo excesivo de alcohol puede resultar en deficiencias de vitamina A, C, D y K, al igual a todas las B. También puede resultar en deficiencias de calcio, fósforo y magnesio.

giphy-1

Pero no sólo es el alcohol que puede deprivar a tu cuerpo de nutrientes. Estimulantes, como la cocaína, metanfetamina, Aderall y Ritalin pueden reprimir el apetito. Muchos que usan estimulantes simplemente no sienten hambre, por lo tanto, resultan bajos de peso y malnutridos. El abuso de la cocaína puede resultar en deficiencias de vitaminas B y C. El uso prolongado de marihuana puede resultar en deficiencias de zinc y causar problemas para metabolizar omega-3. La deficiencia de zinc es asociada con la depresión y falta de apetito.

Hay una conexión importante entre el estado de ánimo, nutrición y abuso de sustancias. Mucha gente empieza a consumir drogas o alcohol como manera de lidiar con la ansiedad o la depresión, ambas cosas si quedan sin tratar pueden causar un gran riesgo de recaída.

La ironía es que las drogas y el alcohol pueden empeorar tu ansiedad o depresión a la larga, en parte por drenar al cuerpo de nutrientes que quizá ya te faltaban, de por sí. Lo bueno es que cuando le sumas suplementos a tu dieta y te nutres como debes, también mejorará tu estado de ánimo.

Fuente: Caracteres.

Leave a Reply

A+