Antonio González Vázquez

Es la condición humana: una pareja se conoce, se enamoran y luego se casan; pero a veces el amor no es para siempre y se acaba. La pareja rompe, se separa y el amor roto termina en divorcio.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía publicó hoy los resultados de Matrimonios y Divorcios 2019, en ambos casos, San Luis Potosí se ubica por encima de la media nacional.

En la entidad se celebraron 11 mil 942 matrimonios, 11 mil 935 fueron entre hombre y mujer.

Del total de matrimonios, en siete fueron contrayentes del mismo sexo; dos entre hombre y cinco entre mujeres.

El año pasado también se celebraron siete matrimonios entre parejas hombre y mujer que eran menores de 17 años de edad, lo que representa el 10.1 por ciento del total nacional; en México hubo 69 matrimonios entre menores de edad.

Para el caso de los divorcios, el INGI reporta que en San Luis Potosí la tasa por cada 10 mil habitantes mayores de 17 años de edad, es de 19.1, mientras que la media nacional es de 18.4.

Según el informe, los divorcios han venido aumentado en el curso de los últimos diez años. En ese contexto, en San Luis Potosí la relación divorcios-matrimonios 2010-2019, es de 30.8 por cada cien matrimonios; la media nacional es de 30.7

Hace una década, esa proporción de divorcios era de 15.1 por cada cien matrimonios.

La edad promedio al divorcio en San Luis Potosí es de 41 años para los hombres y 38 en las mujeres.

De acuerdo con los resultados del año estadístico 2019, el 30 por ciento de los matrimonios se disolvió legalmente después de 20 años de matrimonio, 47 por ciento de los matrimonios legalmente duró entre seis y 20 años; el 21 por ciento tuvo una duración legal entre uno y cinco años, mientras que el 1.5 por ciento la duración fue menor a un año.

Hasta el 63 por ciento de los divorcios es del denominado incausado o exprés, que es tramitado por uno de los cónyuges y el 34.7 por ciento es de consentimiento mutuo.

A nivel nacional, 91 por ciento de los divorcios fueron resueltos por la vía judicial y nueve por ciento en lo administrativo.

En efecto, el amor y el matrimonio no necesariamente son para siempre.