Astrolabio

Antonio González Vázquez

Hoy se acaba el año. Hoy se va el 2019 y mañana empieza el 2020. Termina un año más de violencia e inseguridad de las cuales nadie está a salvo. En ese entorno de penumbra y zozobra, las mujeres han sido víctimas mortales con una frecuencia que mueve a la indignación.

San Luis Potosí es una de las 13 entidades federativas del país que cuentan con municipios con declaratoria de alerta de género por violencia, pero el saldo de sangre femenina continúa como un goteo interminable.

Aquí una muestra de lo que deja el año para las mujeres potosinas.

Enero

Una mujer de 58 de edad fue asesinada ya entrada la noche del 10 de enero en el municipio de Santo Domingo. El cuerpo fue encontrado sin vida en una calle de la comunidad de La Providencia. Al parecer, afuera de su domicilio discutió con su esposo, quien de súbito la agredió a golpes y finalmente la hirió de muerte con una navaja, misma que fue localizada en el lugar de los hechos luego de que el presunto asesino huyó. Fue el primer probable feminicidio del año.

Por la madrugada del 28 de enero, fue localizado en un camino rural del municipio de Ciudad Valles el cuerpo sin vida de una mujer de unos 25 años de edad. En el camino a la comunidad de El Consuelo fue ubicado el cadáver de la mujer que en no fue identificada y presentaba herida por disparo de arma de fuego en la cabeza. La víctima vestía mallas azul marino, blusa rosa, sudadera gris a rayas, tenis negros con rosa, y traía colgada una bolsa tipo morral, reportó la Policía.

Febrero

Una mujer de 32 años de edad fue asesinada en la delegación municipal de Bocas en la capital del estado. Su cuerpo, desplomado en la polvorienta calle de Escobedo, fue descubierto por sus vecinos aproximadamente a las ocho de la mañana del 22 de febrero; le quitaron la vida con un disparo de revólver en la cara.

Marzo

Como a las 11 de la mañana del 17 de marzo, en campo yermo y seco, la Policía encontró dos bolsas de hule negro. Habitantes del ejido Maravillas habían dado aviso de que cerca de la comunidad de Las Moras estaban esas bolsas y que despedían un aroma más que nauseabundo. Los agentes abrieron una bolsa y encontraron la cabeza de una mujer, su boca estaba taponada con cinta, y en la otra bolsa había miembros cercenados de su cuerpo. El hallazgo, en los límites de Soledad de Graciano Sánchez y Mexquitic. La Fiscalía abrió una carpeta de investigación bajo protocolo de feminicidio.

Una adolescente de 16 años de edad fue asesinada en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Su cuerpo fue encontrado en el interior de una vivienda en la calle de Aldama, a sólo unas cuadras de la presidencia municipal. El cuerpo de la chica quedó recargado en un muro de ladrillo y con un montón de ropas encima. La Fiscalía General del Estado inició investigaciones bajo el protocolo de feminicidio y concluyó que la muchacha fue estrangulada.

En el anochecer del 29 de marzo dos criminales asesinaron a un hombre y a su pequeña hija de 14 años de edad. El doble homicidio lo cometieron en la colonia Misión de Santiago, en la capital del estado.

Un hombre dedicado a vender autos usados, atendió a dos sujetos que mostraron interés por dos camionetas. Al abrirles la puerta, lo amagaron y luego lo hirieron con arma blanca y a la hija la estrangularon. Los dos cuerpos fueron descubiertos por la Policía en la sala de la casa en la calle de Apostolado, de la colonia Misión de Santiago.

Los agresores también atacaron a la esposa del hombre, de 32 años de edad, pero se desmayó y prefirieron huir.

Abril

Una mujer de 35 años de edad fue asesinada en el municipio de Ébano. Sus restos, a los que su agresor, prendió fuego, fueron encontrados en un camino solitario del ejido Ampliación Velasco. Por la mañana del 6 de abril, unos campesinos descubrieron restos del cadáver que el fuego no alcanzó a consumir. Horas después, autoridades de la Fiscalía reportaron que el cuerpo correspondía a una mujer que tenía unos días desaparecida, y cuyo oficio era el de mesera.

A eso de las cinco de la tarde del 11 de abril, la Policía estatal localizó los restos de una mujer asesinada. Su cuerpo, herido a cuchilladas y probablemente rematada mediante estrangulamiento, estaba envuelto en una cobija; yacía entre los nopales y zarzas en un predio en la comunidad de Palma de la Cruz, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, donde hace más de dos años se decretó alerta de género. La víctima tenía 25 años de edad.

Mayo

Durante los primeros minutos del 3 de mayo murió una mujer en un ataque con armas de fuego. En la colonia San Francisco, del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, se realizaba una fiesta por el Día de la Santa Cruz. En un salón de fiestas en la calle de Negrete los asistentes se divertían cuando, de súbito, ingresó un hombre que empezó a disparar para después huir. Dejo tres heridos, entre ellos una mujer de 28 años de edad que falleció cuando la trasladaban al hospital.

La madrugada del 10 de mayo se torno sombría cuando en un solitario camino de tierra en el municipio de Ciudad Valles, una pareja fue asesinada. Les dispararon y luego prendieron fuego, los cuerpos quedaron parcialmente calcinados. Autoridades del ejido Los Otates reportaron a la Policía sobre el hallazgo de una mujer y un hombre que estaban uno junto a otro a la vera del camino.

En el baño de uno de los departamentos de Condominios San Jorge fue descubierto el cuerpo sin vida de una mujer de 21 años de edad. Hacia el mediodía del 13 de mayo, vecinos de la chica alertaron a la Policía del hecho de que desde hacía días que no la veían y que además de su departamento se podía percibir cierto aroma de fetidez. La Policía del Municipio de Soledad acudió en primer momento y, al confirmar la existencia del cadáver, dieron aviso a la Fiscalía. De inicio no se logró aclarar si se trató de un crimen o suicidio, pero de cualquier modo se activó el protocolo de feminicidio.

Junto a unos nopales fue abandonado el cuerpo de una mujer. Los restos, envueltos en una cobija correspondían a una dama de unos 30 años de edad. Por la tarde del 20 de mayo la Policía del Municipio de Villa de Zaragoza recibió aviso del hallazgo por parte de vecinos de la comunidad del Xoconostle. Según el parte de las autoridades, los restos presentaban un avanzado estado de descomposición. La víctima no fue identificada en ese momento, aunque un día después, familiares reclamaron el cuerpo y dijeron a la Policía que la chica llevaba 48 horas desaparecida.

En un árbol de un predio cercano a la avenida San Pedro, del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, estaba el cuerpo sin vida de una mujer. Una transeúnte pasaba por la zona y se impactó ante la escena, así que dio aviso a la Policía. Era la mañana del 22 de mayo. La Fiscalía del Estado investigaría si se trató de un crimen o de un suicidio.

Junio

En la madrugada del 2 de junio, de la profanidad de un barranco en la comunidad de Pozuelos fue rescatado el cuerpo de una mujer. A las nueve de la noche del 1 de junio, la Policía recibió denuncia del hallazgo del cadáver. El difícil descenso a la barranca en el tramo de la carretera San Luis-Guadalajara, a la altura de Pozuelos, complicó el rescate, que concluyó en la madrugada. El Servicio Médico Legista reportó que se trataba del cuerpo de una mujer de unos 25 años de edad que no fue identificada, además de que ya presentaba signos de descomposición.

Por la tarde del 9 de junio en la colonia Las Flores, de la capital del estado, mujeres armadas agredieron a otra. Jennifer N caminaba por la calle León García y, al aproximarse a la Flor Silvestre, desde un vehículo de color azul le dispararon y la dejaron gravemente herida. Aún con vida, fue trasladada al Hospital Central, donde murió víctima de las lesiones. La Policía reportó que, de acuerdo con testimonios iniciales, fue un grupo de mujeres quienes le dispararon.

Al anochecer del 22 de junio en la comunidad Cerrito de Varas Blancas, del municipio de Santa María del Río, una mujer fue asesinada con disparos de arma de fuego. La Policía recibió aviso de la clínica de salud municipal que alertó que unas personas habían llevado para su atención médica a una mujer herida de bala, pero en cuestión de minutos falleció. La mujer, de 66 años de edad, había sido agredida presuntamente por su pareja, de 56 años de edad, quien luego del crimen fue aprehendido.

Julio

En medio de un camino del ejido Estación 500, en el municipio de Ciudad Valles, había tres cadáveres: dos mujeres de entre 20 y 25 años de edad y de un hombre, también joven. Unos ejidatarios que pasaban por el rumbo vieron los cuerpos en ese camino rodeado de yerbas y dieron aviso a la Policía, eran casi las 10 de la mañana del 25 de julio. La Policía reportó que junto a los cadáveres había una cartulina con un mensaje presuntamente relacionado con la delincuencia organizada.

Agosto

Como a la una de la mañana del 10 de agosto, hombres armados atacaron el antro “Mal de Amores”, donde murió una mujer de 30 años de edad víctima de heridas por disparos de armas de fuego; también un hombre resultó herido. Al lugar, en la calle de Circuito Oriente, de la colonia Jardines de Oriente, llegaron elementos de distintas corporaciones para iniciar las investigaciones sobre el atentado.

En la madrugada del 10 de agosto, en el cruce de la avenida Flemming, cerca de la colonia Progreso, en la capital del estado, una mujer fue asesinada de manera artera al recibir un disparo de arma de fuego en la cabeza y otro en el brazo izquierdo. Cuando era trasladada en un vehículo particular a un hospital para su atención, murió. La víctima sólo tenía 16 años de edad.

Minutos antes de las seis de la mañana del 18 de agosto una mujer pedía auxilio a viva voz en la calle Camino Real a Pinos, por la zona de la avenida Muñoz. Vecinos que la escucharon llamaron a los servicios de emergencia. Visiblemente golpeada y con una herida por quemaduras en el cuerpo, fue trasladada a un hospital. Por la tarde, la mujer, de nombre Karla, murió. Cuando fue atendida en el lugar de los hechos, denunció que unos sujetos la habían raptado, la tenían amarrada y le habían agredido.

Por la mañana del 19 de agosto, en un camino polvoriento de la colonia Las Piedras, en la capital del estado, fue localizado el cuerpo de una mujer que fue asesinada. En la calle Basalto de esa colonia, en un baldío donde hay promontorios de basura y desechos de materias de construcción, estaba boca abajo el cuerpo sin vida de una mujer de aproximadamente 30 años de edad. Presentaba golpes en el rostro, la cabeza y en varias partes del cuerpo. Ella se llamaba Mitzi y era maestra.

Minutos antes de las 10 de la noche del 21 de agosto en la colonia Barrio del Vergel en la capital del estado fue acribillada una mujer de 29 años de edad. Sus agresores viajaban en una motocicleta y, al verla, se le acercaron y le dispararon a quemarropa. Habitantes de esa calle, al escuchar las detonaciones, llamaron a la Policía y a la Cruz Roja. Primero llegaron los paramédicos, pero la mujer ya había fallecido. Los agresores huyeron.

Un hombre y una mujer fueron masacrados en su propio domicilio por parte de un sujeto armado que llegó al lugar en una motocicleta. En el atardecer del 28 de agosto, en la calle Paseo Valle de Bagres, de la colonia Los Silos, en la delegación de Pozos de la capital, el agresor abatió a los dos jóvenes y luego huyó. Las víctimas tenían entre 18 y 20 años de edad.

Septiembre

En la madrugada del 19 de septiembre, un pastor de ganado descubrió entre la maleza de El Consuelo, municipio de Ciudad Valles, restos óseos humanos, así que dio aviso a las autoridades. En ese lugar, junto a los restos, había algunas prendas de vestir y zapatos femeninos, lo que hizo suponer de inicio que se trataba de una mujer, pero eso no se estableció con precisión. Los restos fueron trasladados al Servicio Médico Legista para confirmar o desechar el primer indicio de que habría sido un feminicidio más en la entidad.

Al caer la tarde del 24 de septiembre en la comunidad de El Barril, municipio de Villa de Ramos, un sujeto armado asesinó a dos mujeres; sus víctimas, Guillermina, de 49 años de edad, y Perla, de 29. Madre e hija fueron abatidas a tiros en su propio domicilio en la calle de Juan Ángeles, a donde el agresor llegó en una motocicleta, ingresó al inmueble y las asesinó. Familiares de las víctimas, al escuchar las detonaciones, acudieron a ver lo que ocurría; las encontraron en el piso y sangrantes, e intentaron socorrerlas al trasladarlas a un hospital de Zacatecas, pero ya habían fallecido.

Octubre

Como a las dos de la tarde del 17 de octubre, la afanadora del hotel San Miguel, ubicado en la avenida Reforma, a unos metros de la calle 16 de septiembre, tocó la puerta de la habitación número 14. Nadie atendió a la llamada y optó por utilizar las llaves de repuesto. Ingresó para iniciar la limpieza pero en la cama encontró el cuerpo sin vida de una mujer. Al parecer, su acompañante, que horas antes había abandonado el hotel, la ahorcó.

Una niña de 12 años de edad que cursaba la secundaria fue asesinada; su cuerpo presentaba lesiones severas por ahorcamiento en el cuello, así como golpes diversos; iba vestida con su uniforme escolar y vivía en la comunidad de Tamantla. En la madrugada del 23 de octubre, fue localizada en la calle Manuel José Othón, del Barrio del Carmen, del municipio de Tamazunchale. La Policía activó el protocolo de feminicidio.

Una mujer fue asesinada, su cuerpo fue abandonado en un automóvil de color blanco en una calle solitaria del ejido La Libertad, en la delegación municipal de Pozos, en la capital del estado. El hallazgo del cuerpo fue posible cuando alguien que pasaba por el lugar se acercó al auto y vio un cuerpo inmóvil en el asiento del copiloto. La policía recibió el reporte hacia el mediodía del 25 de octubre; personal de la Fiscalía General del Estado activó el protocolo de feminicidio. La víctima, de 30 años de edad, murió por ahorcamiento.

Noviembre

En una modesta tiendilla de abarrotes en la colonia Los Magueyes, en la capital del estado, dos mujeres vendían tacos. Era casi la medianoche del 4 de noviembre cuando llegaron dos sujetos armados que pretendían robar. Las mujeres se opusieron y fueron agredidas con arma de fuego: una anciana de 80 años murió y otra de 39 fue herida.

Al filo de las cuatro de la mañana del 5 de noviembre fueron asesinados dos hombres y una mujer. La agresión, en el interior de la casa marcada con el número 733 de la calle Eucaliptos, en la colonia San José, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. La Policía encontró en el lugar de los hechos casquillos percutidos de arma de fuego; los atacantes los abatieron a tiros y luego huyeron.

Una mujer fue asesinada y sus restos los metieron en una maleta de color negro que luego fue abandonada en un camino terregoso en la delegación de Villa de Pozos en la capital del estado. El hallazgo, en la tarde del 7 de noviembre, momento en el que las autoridades ministeriales no tenían identificada a la víctima. Tampoco se supo la causa de su muerte ni quién o quiénes fueron los responsables.

En un predio de la colonia Las Floresm en la capital del estado, fue localizada una bolsa negra envuelta con una cobija en color azul; en su interior, el cuerpo mutilado de una mujer de unos 30 años de edad. Los hechos, a las nueve de la mañana del día 16 de noviembre.

Diciembre

Una joven de 19 años de edad fue asesinada a golpes en el municipio de Matehuala; el cuerpo fue localizado por la tarde del 1 de diciembre en un inmueble en construcción en la calle 2 de julio. El velador de la obra descubrió el cadáver y dio a viso a la Policía. La joven habría muerto por los golpes recibidos en todo el cuerpo y en la cabeza con un block de concreto; llevaba unos días desaparecida.

En las zarzas que crecen en el suelo polvoriento en El Capulín, una comunidad del municipio de Rioverde, fue abandonado el cuerpo de una mujer asesinada a golpes; en la espalda y vientre, presentaba huellas de quemaduras. Por la tarde del 8 de diciembre, unos lugareños vieron el cuerpo y llamaron a la Policía. Reportaron que los restos presentaban signos de descomposición y que habrían pasado tres o cuatro días desde que le quitaron la vida.

Por la tarde del 11 de diciembre fue localizado el cuerpo de una mujer asesinada; sus restos, dentro de una bolsa negra que fue arrojada en un camino vecinal de la comunidad Los Anteojitos, del municipio de Rioverde. Sus familiares habían reportado su desaparición horas antes luego de que salió por la mañana de su domicilio en el Barrio de Guadalupe y no se supo más de ella.

Poco antes de las ocho de la noche del 16 de diciembre, sujetos armados abatieron a tiros a una mujer que caminaba sobre la avenida Salk en la capital potosina. En su huida, los agresores, que viajaban en un automóvil Nissan, fueron interceptados por agentes de la Policía Vial, pero también los atacaron y le dieron muerte a uno de ellos, mientras que otro fue herido de gravedad. La mujer asesinada tenía 52 años de edad.

Bajo las ramas de un árbol, junto al muro de una vivienda que limita con un baldío de la colonia San Cristóbal, en la capital del estado, fue descubierto el cuerpo sin vida de una mujer. Estaba tendida de espaldas al suelo. Las autoridades ministeriales reportaron que los restos, con cierto grado de descomposición, no presentaban signos de violencia, por lo que de inicio no se tuvo indicios de la causa de muerte. Horas después del hallazgo la Fiscalía informó que la mujer fue estrangulada, por lo que se activó el protocolo por feminicidio. Los hechos, a las tres de la tarde del 22 de diciembre.

A+