Ciudad de México, (22 de abril de 2015).- R2-D2, el simpático y entrañable droide astromecánico de la saga Star Wars ya tiene competencia con BB-8, el nuevo esférico ya popularizado como robot “bolita” que aparecerá en el esperado séptimo episodio The Force Awakens, a estrenarse en diciembre próximo, y que fue presentado oficialmente el pasado jueves en la convención de Star Wars Celebration 2015 en Anaheim, California.

A diferencia de su predecesor, el pequeño y adorable robot blanco y naranja es una creación robótica, que se mueve sobre una esfera rodante de la que nunca se cae.

Así, anteriormente lo vaticinó Mark Hamill (Luke Skywalker), quien adelantó que la nueva estrella robótica de la película no era una creación de computadora sino un prototipo real.