ajolote

 

Ciudad de México (07 de noviembre de 2015).- El ajolote (Ambystoma mexicanum) está en serios problemas. Esta salamandra se encuentra en peligro crítico, ya que sólo se encuentra de forma natural en los arroyos de la ciudad de México. Pero la rápida urbanización y la contaminación del agua han destruido parte del hábitat de la criatura, y la introducción de especies no nativas en el hábitat de la salamandra ha tenido un impacto perjudicial en la disminución de la población.

Durante una encuesta en el 2013, investigadores no pudieron encontrar ningún ajolote silvestre, fomentando el temor de que el animal estaba completamente extinguido en la naturaleza. Por suerte, un pequeño puñado de las criaturas esquivas ya han sido vistas.

El ajolote también está vivo y bien en los laboratorios de todo el mundo, y es un elemento básico del comercio de mascotas exóticas. Puede vivir más de 20 años y normalmente crece poco menos de 30 centímetros de largo.

Dato curioso:

El ajolote es conocido por tragar pequeñas piedras de grava, que ayudan a la criatura a mantener su flotabilidad en el agua. A falta de pequeños guijarros, el animal tiende a consumir otros pequeños objetos en el agua, como el plástico, que puede ser muy perjudicial para su salud.

 

¿Tendrías uno como mascota?