Eduardo Delgado

La empresa Químicos y Solventes del Potosí contamina un pozo inconcluso en la comunidad El Venadito, en el municipio de Mexquitic de Carmona, lo que ha ocasionado problemas de salud y afecta a tres mil 812 habitantes de esa y otras localidades vecinas, denunció Artemio Martínez Vázquez, Juez Auxiliar en el poblado.

Dijo que el pozo tiene 28 metros de profundidad y dos metros de diámetro, donde familiares del dueño del predio, que trabajan en la empresa localizada en la Zona Industrial de la capital, han depositado toneladas de desechos desde octubre del año pasado a la fecha.

Derivado de ello, añadió, los pobladores se han enfermado, “a los niños les están saliendo en los ojos como verrugas y les ha producido afectaciones en la piel; las embarazadas han presentado mareos y hay personas con otras enfermedades”, aseveró.

El pozo, explicó, quedó inconcluso porque el propietario falleció y familiares del difunto, que laboran en la empresa, han depositado en este unas ocho toneladas de carbón activado, cuatro de ácido sulfúrico y otras seis de ácido nítrico, estimó. 

El juez auxiliar de El Venadito dijo que la población afectada es de tres mil 812 habitantes, de ese y de los poblados aledaños: Puerto de Providencia, Colonia Guadalupes, Loma de San Francisco y San Salvador.

Advirtió que el agua del pozo se emplea para consumo humano, animal, uso doméstico y riego de cultivos, la cual es contaminada por la empresa Solventes y Químicos del Potosí, en contra de la que presentó una denuncia el pasado 24 de marzo en la Procuraduría Federal de Protección Ambiental.

La denuncia, expuso, la interpuso acompañada de 98 firmas de jefes de familia, sin que a la fecha se hayan presentado las autoridades en el lugar, pues se han excusado argumentando que no les ha sido posible acudir a causa de la contingencia sanitaria del Covid-19.

Artemio Martínez señaló que a principios de febrero, cuando comenzó hacer calor, los pobladores se percataron de que del pozo “salía humo blanco” y de que “tronaba” en el interior.

Representantes de la empresa acudieron y “nos dijeron que el problema se soluciona tapando el pozo”, a lo que se oponen los ejidatarios, porque fue perforado con la finalidad de abastecer de agua a los pobladores de la zona.