Antonio González Vázquez

 

El colectivo Guardianes de la Sierra de San Miguelito envió una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador para ponerle al tanto de que empresarios vinculados al PRIAN son los principales inversionistas del proyecto inmobiliario con el que se afectará el patrimonio natural de los potosinos.

La misiva fue enviada ayer a las seis de la tarde y llegó al presidente a través de su vocero, Jesús Ramírez.

El proyecto inmobiliario Cañadas, encabezado por operadores del Prianismo Potosino, enemigos directos de la 4T, serán beneficiados con un proyecto que utiliza la propuesta de limites de la declaratoria que deja fuera de la misma más de mil hectáreas de un total de 2068, refiere el texto.

Agrega que incluso podríamos afirmar que el trazo se va a ampliar en base a lo que el Ayuntamiento se prepara para aprobar esta semana, su afirmación es que si hoy lo logran con todo y el Gobierno de Andrés Manuel, qué fácil será crecer a costa de la Sierra después del 2024.

Cuando se envió la carta por vía electrónica, se celebraba la sesión de comisiones unidas en la que al final de aprobó el dictamen del Plan de Centro Estratégico de población; desde ese momento, Guardianes de la Sierra de San Miguelito, ya advertían que el ayuntamiento no se detendrá en ese propósito.

Del mismo modo, dejan ver sus dudas respecto del actuar de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales al exponer que basta con que sepamos si el Ayuntamiento de San Luís Potosí, sometió a la revisión y consideración de la autoridad federal sus pretensiones plasmadas en sus programas.

Y revisar con detalle hasta donde personas como Edgardo de los Santos, asesor ambiental de los empresarios, accede a información y delinea limites de la ANP desde dentro de la academia que elaboro este proyecto o de la misma SEMARNAT”.

Guardianes de la Sierra de San Miguelito se dicen listos para mantener la lucha en defensa de ese lugar porque consideramos que tenemos la razón. Le dicen al presidente que se puede actuar en defensa de la Sierra no permitiendo la manipulación de la información, de la mentira y la simulación de quienes operan a favor del poder económico.