Astrolabio

  • “Verónica llega desgastada y con poca credibilidad; no me veo fuera del partido”

Eduardo Delgado

La ex candidata a presidir el Partido Acción Nacional (PAN), Lidia Argüello Acosta, recordó que durante los 33 años que lleva como panista no ha simpatizado con todos los dirigentes y advirtió que Verónica Rodríguez Hernández asumió el cargo “desgastada” y con “poca credibilidad”.

En entrevista, sostuvo que su presencia en la toma de protesta de la ex regidora capitalina no fue un acto desleal para quienes la apoyaron, entre estos el exgobernador Marcelo de los Santos Fraga.

Luego de participar en busca de la presidencia del Comité Directivo Estatal y de haber declinado a favor de Josefina Salazar Báez, admitió:

“Palo dado ni Dios lo quita; en palabras del ex presidente Felipe Calderón, ´haiga sido como haiga sido´ Verónica es la presidenta”.

Explicó que Verónica la invitó, pero nunca le confirmó su asistencia al evento celebrado este miércoles.

“Estuve a punto de no ir, pero no porque no quisiera, sino porque el Ayuntamiento no manda pipas de agua y no tenía ni una gota”, comentó.

Luego del proceso interno, dijo, “la triste y cruda realidad es que somos oposición al grupo que tiene el comité directivo y no tuvimos la capacidad de llegarle al militante o de movilizarlo para que votara por nosotros”.

En consecuencia, consideró que se deben revisar las estrategias que se implementaron y “si queremos seguir en la actividad del partido lo primero que hay que hacer, sin que sea una sumisión, es empezar a trabajar rumbo al 24, pues ya vamos tarde”.

Precisó que acompañó a Verónica “por el partido” y ella “lo sabe, llega desgastada por el grupo que la apoya y con poca credibilidad”, advirtió la ex aspirante.

De igual forma, reiteró que su presentación en la toma de protesta no fue un acto desleal para sus simpatizantes:

“Platiqué con liderazgos del interior que me apoyaron y los más fuertes liderazgos, más recalcitrantes, me dijeron: si tú decides que vas no hay ningún problema”.

La lealtad, sostuvo, debe de ser a la institución no a las personas. Refirió que siempre ha criticado: “¿La unidad entorno a qué?… porque la unidad se entiende entorno a determinada persona y la lealtad debe ser a la institución”.

Estimó que durante los 33 años que lleva en el PAN han pasado varios dirigentes y “no he estado de acuerdo con todos”, pero no obstante ha representado al partido en el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac).

“He trabajado con diferentes dirigentes, mínimo con 11 y en algunos casos apoyé y en otros estuve en contra y de todos modos trabajé para el partido. Más que lealtad, es congruencia personal con la institución”, enfatizó.

Dijo esperar que Verónica Rodríguez “se ponga las pilas y que no atienda únicamente las voces de su grupo, sino que tenga apertura a los panistas que no comulgan con ella y a los apáticos. Ya lo dijo [el miércoles], que va a ir a buscar a la gente que estuvo en su contra”.

“No tiene que buscar a Lidia ni a Josefina, debe ir por los 4 mil panistas que no votaron por ella, sea porque votaron por Josefina o porque se abstuvieron”, precisó.  De lo contrario el “ya de por sí complicado” camino hacia las elecciones del 2024 será difícil.

“Eso no necesariamente la desmarcaría del grupo que la apoyó; es asumir que es la presidenta del partido y de los 7 mil 300 panistas afiliados”, añadió.

Es el símil de la autoridad que llega postulada por un partido y ejerce el poder con los ideales de su partido, “pero debe gobernar para todo mundo”.

Ella llegó con el apoyo de un grupo, “pero ahora es la presidenta y tiene que ejercer el liderazgo para todos los panistas, y espero que en estos tres años súper aumente la militancia”.

Aseguró que nunca ha pensado en renunciar al PAN:

“No me veo fuera del partido; a lo mejor pudiera ser una panista pasiva pero fuera no. Si me invitan estoy dispuesta a trabajar”.

Anticipó que asumirá una postura crítica constructiva: “Las cosas que vea mal las voy a señalar y las buenas las felicitaré, pero si veo que no están bien hechas o que se pretenden hacer contrarias a lo que el partido proclama, seré la primera en decirlo”.

Finalmente expuso que el PAN debe asumir una postura crítica como partido de oposición en el ámbito estatal.

“Es algo que debe ser inherente al ser oposición, pero no criticar por criticar. Si hay algo malo señalarlo contundentemente; que sea una oposición crítica y propositiva”, finalizó.

A+