Astrolabio

Angélica Campillo

Tras los hechos delictivos registrados en días recientes en San Luis Potosí, el vocero de la Arquidiócesis potosina, Juan Jesús Priego Rivera, aseveró que “está cayendo la gota que va a derramar el vaso”, por lo que pidió resultados a las autoridades.

Priego Rivera aseveró que las y los mexicanos están prácticamente a merced de los sicarios, luego del ataque armado en el penal de La Pila registrado este lunes 20 de junio, y dijo esperar que en San Luis Potosí haya una lucha efectiva contra la delincuencia, además de que el gobernador Ricardo Gallardo Cardona no se pliegue a estrategias que no dan ningún tipo de resultados.

Manifestó que no solo se registró la balacera en La Pila, sino que hubo daños a automovilistas que transitaban a esa altura, lo que habla de que algo sucede en la entidad, y si bien se desconoce con precisión que es, no es algo bueno.

“El ciudadano se siente desamparado y a merced del delincuente, y para el delincuente hay abrazos, pero para la población civil, balazos”.

Apuntó que casos como el homicidio de una familia completa en el municipio de Cerritos no debe ser algo cotidiano, pero dijo tener confianza de que la autoridad estatal pueda tomar cartas en el asunto, además de reiterar su confianza en la Guardia Civil y solicitarle no defraudar a las y los potosinos.

Señaló que cuando una estrategia o un estratega no da resultados, es necesario hacer algunos movimientos, por lo que pidió que se analicen bien los perfiles y que las personas que nombren sean intachables, con historiales limpios, y con deseo de hacer el bien en pro de San Luis Potosí.

Según lo mencionado por el sacerdote, no se trata de un golpeteo, pero la realidad es que la violencia sigue en San Luis Potosí, y si bien, en todo lugar hay personas de mal corazón, la autoridad está para defender a los ciudadanos de quienes serían capaces de cualquier cosa con tal de apoderarse de las vidas o los bienes, “en San Luis Potosí queremos resultados”.

A+