Astrolabio

En plena barbarie de violencia, la Ministerial presume rescate de un becerro

En plena barbarie de violencia, la Ministerial presume rescate de un becerro

Por Antonio González Vázquez 

Las ejecuciones están a la orden del día, igual que los levantones y secuestros, también los feminicidios, los decapitados y los desmembrados; las ha habido, ejecuciones sumarias o individuales e igual lanzan los cadáveres entre los surcos del maíz, en el canalón de aguas negras, en una carretera transitada o en un paraje desolado o también en algún río. Ese es el parte informativo de los últimos días, pero la policía está dando signos de vida y ayer ha reportado un certero golpe al crimen organizado.

Para que nadie se atreva siquiera a pensar que el crimen ha rebasado a las autoridades o mucho menos, para que nadie ande soltando falacias como eso de que en San Luis Potosí hay un estado fallido, es necesario que se sepa el último gran acierto de las fuerzas policiacas.

Que puede haber ejecutados todos los días, pues eso ni duda cabe, aunque a nadie le debería importar porque se están matando entre ellos como sabia y doctamente ha dicho el general Gutiérrez.

Pero sin más preámbulos tan inútiles como distractores, lo que esta nota quiere contar es que la honorable policía Ministerial ha recuperado sano y salvo, íntegro y feliz, a un becerro de raza pura, cuyo robo fue oportunamente denunciado.

Para evitar molestas e incorrectas interpretaciones periodísticas de tan importante logro de la policía, Astrolabio Diario Digital les presenta el boletín de prensa que da cuenta de la hazaña.

 

RECUPERAN BECERRO DE LA RAZA CHAROLÁIS EN CIUDAD VALLES

 

CIUDAD VALLES.- Agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME) adscritos al municipio de Ciudad Valles recuperaron un becerro raza charoláis que fue reportado por su propietaria como robado; fue puesto a disposición de la autoridad y continuarán las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades.

 

La denuncia presentada por la afectada alertó a las autoridades sobre el robo, ya que explicó que rentó una finca donde existen pastos para sus siete semovientes; al vencimiento de la renta fue por sus animales, pero sólo se encontraban seis, por lo que decidió advertir a la policía ministerial sobre el faltante.

 

Fue así que se iniciaron las investigaciones correspondientes y durante este proceso, el propietario de la finca se presentó con la víctima para decirle que él tenía su becerro y no se lo entregaría hasta que le fueran pagados los daños ocasionados el día que los vaqueros se llevaron los otros seis animales.

 

Al seguir las indagatorias, los agentes ministeriales localizaron al semoviente en dicho rancho y lo aseguraron para presentarlo ante la autoridad y que se ordene lo conducente; asimismo, se concentrará la información necesaria en la carpeta de investigación para deslindar responsabilidades.

 

A la redacción le faltó decir con justicia que “con acciones como ésta, se refrenda la voluntad del Gobierno de San Luis Potosí por combatir a la delincuencia y ofrecer a la población un ambiente de paz y tranquilidad”. Listo, omisión resuelta.

A+