Leticia Vaca

El vocero del arzobispado potosino, Juan Jesús Priego Rivera, informó que 10 sacerdotes han fallecido por contagiarse de COVID-19; cinco se encuentran en recuperación y uno intubado.

En total, indicó, se han registrado 35 contagios entre clérigos. En ese contexto, puntualizó que la Iglesia también estará a la espera de la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 que, de acuerdo con el esquema establecido por el Gobierno de México,  primero se aplicará al personal de salud que se encuentra en la primera línea de batalla, y “hay clérigos a los que les tocará mucho más pronto por su edad”.A

Asimismo, pidió a la ciudadanía continuar con las medidas sanitarias: “no se tienen que desesperar,  pero tampoco bajar la guardia,  como diciendo ‘ya hay vacuna, ahí vamos’, no”.

Además, pidió a las  autoridades tomar en cuenta que ya casi ha transcurrido un año desde que se registraron los primeros casos de COVID en México y “ninguna economía se detiene, las personas deben llevar comida a su casa, no es tan sencillo decirles ‘quédate en casa’, no es fácil exigirles, porque quién les va a llevar comida”.

Por último, agregó que, aunque se han dado apoyos sociales, no todos son beneficiarios y “hay que salir a trabajar, pero si lo hacemos con todas las medidas, con responsabilidad, creo podemos seguir haciéndolo”.