7

Maridos y esposas de todo el mundo están descubriendo las aventuras extramaritales de sus cónyuges tras un catastrófico hackeo del sitio web para infieles Ashley Madison que sacó a la luz pruebas de las infidelidades cometidas por personas de todo el mundo.

La empresa española Tecnilógica ha reunido parte de toda esa información para elaborar un mapa que muestra, por ciudades, a los usuarios de este famoso sitio web. El mapa muestra el número de suscriptores a la página en cada país, ciudad o localidad así como el porcentaje de hombres y mujeres.

De acuerdo con esto, a nivel mundial, Ashley Madison tiene miembros en más de 50 mil localidades o municipios en 48 países, y su mayoría son hombres, con un 86.2% del total.

La empresa española Tecnilógica ha reunido parte de toda esa información para elaborar un mapa que muestra, por ciudades, a los usuarios de este famoso sitio web. El mapa muestra el número de suscriptores a la página en cada país, ciudad o localidad así como el porcentaje de hombres y mujeres.

Si el punto que muestra la ciudad es rojo, hay más de un 85% de hombres inscritos. En blanco, el porcentaje es menor.

De acuerdo con esto, a nivel mundial, Ashley Madison tiene miembros en más de 50 mil localidades o municipios en 48 países, y su mayoría son hombres, con un 86.2% del total.

“Para formar parte de nuestro estudio, las ciudades deben tener, al menos, diez usuarios”, explicó al diario El País Juan Alonso, director técnico de Tecnilógica. La compañía, que ya había hecho antes mapas similares para visualizar datos, quiso aprovechar la polémica por el hackeo y la publicación de la lista de suscriptores de Ashley Madison.

Una vez que descargaron el archivo con los perfiles de los 35 millones de miembros, esta empresa eliminó la información personal para construir un mapa que organizara por ciudades a quienes usan esta web para relacionarse íntimamente.

“Teníamos un material bruto que no nos decía nada y queríamos conocer más datos”, apuntó Juan Alonso al diario español.

Al finalizar el proyecto, encontraron que en países como Japón, India, Brasil y Sudáfrica, el porcentaje de mujeres que usan la web de citas es mucho mayor que el de hombres. Sao Paulo, Brasil, es la ciudad con más miembros registrados, unos 374 mil 55. Le siguen Nueva York, con 268 mil 247 y Sidney con 253 mil 860.

Los foros digitales ya arden con quejas de usuarios que dicen haber encontrado pruebas de que sus parejas usaban el sitio. En Gran Bretaña e Israel, varios parlamentarios están abochornados porque sus direcciones de correo electrónico aparecieron en el sitio. En Australia, una mujer se enteró por radio —en vivo y en directo— que los datos de su esposo figuraban en el sitio.

Los especialistas en derecho de familia discrepan en cuanto al impacto que tendrán las revelaciones, pero el abogado de divorcios Steve Mindel pronostica un aumento de su clientela y la de sus colegas.

“Todos estamos diciendo que llegará la Navidad en septiembre”, dijo Mindel. “Todo esto va a salir a la superficie en poco tiempo y en consecuencia habrá muchos pedidos de divorcio”.

Ashley Madison se presentaba como el sitio número uno para cónyuges infieles, hasta que la información robada por hackers empezó a difundirse por internet. La posibilidad de encontrar el nombre de un conocido entre los más de 35 millones de miembros registrados ha despertado un enorme interés en el mundo.

Los sitios de internet utilizados para comparar correos electrónicos con la información filtrada están registrando una gran cantidad de tráfico. Foros como Reddit —un sitio de noticias y debates entre usuarios— están llenos de historias de maridos angustiados y esposas furibundas tras haber encontrado sus datos personales en el enorme cúmulo de información.

También la prensa pasa el peine fino a los datos en busca de celebridades, políticos, jerarcas religiosos, una tarea compleja porque muchas de las semblanzas tenían direcciones de correo electrónico prestadas o falsas. La agencia de noticias Associated Press, por ejemplo, afirma que altos miembros de la Casa Blanca, el Congreso de EU y varias agencias de sguridad forman parte de los suscriptores del sitio.

En Gran Bretaña, la legisladora escocesa Michelle Thomson dijo que una dirección suya en desuso había sido “cosechada por los hackers” para abrir una cuenta en el sirio. Algo similar dijo Talab Abu Arar, un legislador árabe beduino en Israel cuya dirección parlamentaria apareció entre la información filtrada.

El Universal

Leave a Reply