Astrolabio

Abelardo Medellín

Entre manifestantes, grupos de choque, acarreados y contradicciones, el gobernador Ricardo Gallardo Cardona arrancó las obras de rehabilitación de la avenida Himno Nacional la mañana de este martes.

En punto de las 10:30 de la mañana fue anunciado el arranque de las obras de rehabilitación que pretenden remodelar toda la avenida Himno Nacional de la capital potosina con una inversión de 120 millones de pesos.

Desde una hora antes de que iniciara el evento arribaron al lugar de la cita, Himno Nacional equina con Pedro Vallejo, simpatizantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a los que se les suministraron globos, carteles y vítores para gritar una vez que llegara el gobernador.

Además de los usuales grupos de apoyo y porra que reciben al mandatario, la mañana de hoy también se presentaron tres grupos de manifestantes que pretendían, de alguna manera, expresar al gobernador sus inconformidades.

El primer grupo de manifestantes arribó cerca de las 9:50 de la mañana para mostrar su inconformidad contra la anunciada tala de árboles sobre Himno Nacional.

Con mensajes como “No al Ecocidio”, “Más árboles menos cemento” y “Los árboles son nuestro patrimonio”, habitantes de la zona se dispusieron a mostrar su negativa a que retiraran los árboles de la avenida para, supuestamente, reubicarlos.

Jesús Guevara, habitante de la zona e integrante de la manifestación, afirmó que no están peleados con el desarrollo de la zona, sino con que retiren las áreas verdes.

El ciudadano, acompañado de una comitiva de vecinos, reveló además que la mayoría de las personas que asistieron al evento y se encontraban entre el público frente al palco eran personas externas a San Juan de Guadalupe:

“Trajeron gente en camiones y camionetas, gente que no es de San Juan de Guadalupe para apoyar aquí el evento este, pero la gente de San Juan de Guadalupe no queremos que quiten los árboles”, dijo mientras detrás de él otra de las manifestantes gritaba: “No queremos gente acarreada”.

Pese a que los manifestantes se presentaron de forma tranquila en el lugar y se situaron a varios metros del lugar de la obra, personal de la Secretaría General de Gobierno se acercó con el grupo e intentaron disuadirlos para retirarse.

Sin éxito con la disuasión de manifestantes y con un público gritando vítores, llegó el gobernador Ricardo Gallardo al arranque de obra y, a penas puso un pie fuera de su camioneta, un contingente de fanáticos, guardaespaldas y gente su equipo formó una barrera entre él y la gente de la zona que intentaba expresarle su inconformidad.

Tan gruesa era la barrera entre el gobernador y la gente que los manifestantes contra la tala de árboles decidieron ubicarse detrás del tapanco donde se sentó el funcionario para gritar sus demandas y mostrar sus pancartas.

Sin esperar a que siquiera comenzara el evento, el personal de la Secretaría General de Gobierno intentó una vez más retirar a los manifestantes que se pusieron detrás del gobernador; al no conseguir remover a los manifestantes, organizadores y trabajadores de Gobierno dieron la orden de que algunos de los acarreados se infiltraran entre los manifestantes y gritaran más fuerte los vítores en favor de Gallardo Cardona.

Durante su discurso, Ricardo Gallardo Cardona lanzó un mensaje dirigido a los manifestantes:

“Los que vienen a manifestarse que no se dejen engañar, porque aquí no se va a quitar ningún árbolito, entonces por favor ya paren eso, ya bajen eso; nada más son utilizados”.

En ese momento, el gobernador se contradijo con Fernando Chávez Méndez, secretario General del Ayuntamiento, quien minutos antes había afirmado que la rehabilitación de la avenida Himno Nacional sí contempla la reubicación de más de 800 árboles y arbustos que se encuentran en la vialidad.

Por su parte y con un dejo de incertidumbre, la titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas (Seduvop), Leticia Vargas Tinajero, dijo que en realidad el Gobierno solo contempla la rehabilitación de la avenida y que por tanto no tenía información suficiente como para aclarar si se retirarán árboles de la zona, motivo por el que se limitó a comentar: “No te sabría decir”, en referencia a si el proyecto contempla o no retirar esos árboles.

Luego de los discursos y las contradicciones entre funcionarios, el gobernador y sus fanáticos se dispusieron a moverse a la zona donde se daría el banderazo de arranque.

En este punto, el gobernador y el resto de los funcionarios se encontraron con otros dos grupos de manifestantes: los ciclistas y los integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de Gobierno del Estado (SITTGE).

Por un lado, a los ciclistas se les permitió mantenerse a un lado del lugar donde Gallardo Cardona arrancó las obras; por otro, al encontrarse con una manifestante del SITTGE que cargaba una pancarta donde solicitaba ser reintegrada a su trabajo, el gobernador Gallardo Cardona decidió tomar la pancarta y bajarla para continuar con el evento.

Las autoridades dieron el banderazo de arranque entre un tumulto de gente que contemplaba a tres grupos de manifestantes, elementos de la Guardia Civil del Estado, grupos de acarreados y a integrantes de la prensa; todos aglomerados alrededor de la maquinaria pesada que realizó las primeras perforaciones en la vialidad.

Tras terminar con el protocolo de arranque, elementos de la Guardia Civil y simpatizantes del gobernador formaron una valla humana que iba desde el lugar donde Gallardo Cardona se detuvo a ofrecer una entrevista y hasta la camioneta que ya lo esperaba para sacarlo del lugar.

Jorge, un habitante de San Juan de Guadalupe que se presentó al evento para manifestarse contra el retiro de la ciclovía, afirmó que fueron personas ajenas al lugar quienes se organizaron para disuadir a los manifestantes.

“Somos vecinos de la zona, pero la gente que estaba impidiéndonos llegar a él, pues no son vecinos de la zona”.

El mismo comentario lo secundó Francisco Najera, vecino del lugar desde hace 60 años, quien no solo dijo que el Gobierno llevó acarreados al evento, sino que la persona que ofreció un discurso como beneficiado de la obra tampoco vive en San Juan de Guadalupe.

Francisco reveló que los vecinos ya habían intentado tener un acercamiento con el gobernador para conocer la obra, pero tanto Gallardo Cardona como su gente no se han prestado al diálogo y “se muestran prepotentes”.

Luego del evento, en la zona se mantuvieron vecinos que se manifestaron contra la cancelación de la ciclovía y un grupo de mujeres identificadas con prendas del Partido Verde, quienes platicaban entre sí sobre los supuestos beneficios que el Gobierno les tendría que dar por haber asistido al evento.

A+