Astrolabio

Abelardo Medellín

Entre puestos, iluminación y estructuras inconclusas, el gobernador Ricardo Ricardo Gallardo Cardona inauguró la Feria Nacional Potosina (Fenapo) la noche de este viernes 5 de agosto.

Una hora antes del corte de listón, que se dio a las 19:00 horas, Astrolabio Diario Digital pudo constatar que tanto dependencias, comerciantes y elementos de seguridad, aún se encontraban terminando los preparativos de sus respectivos puestos.

A las seis de la tarde, los equipos de construcción todavía no terminaban de colocar en la entrada de la Feria las mantas del Gobierno del Estado en las que promovían algunas de sus obras.

A la misma hora, grupos de limpieza retiraban calcas de las ediciones pasadas de la Feria y barrían las entradas de las instalaciones.

Mientras el “Mariachi Potosí”, anunciado como el mariachi oficial del Gobierno del Estado, entonaba canciones para entretener a las largas filas de gente que esperaban para ingresar, en el interior de la Feria, el Ayuntamiento de la capital y dependencias estatales como el Instituto Potosino del Deporte (Inpode), apenas colocaban los materiales de sus locaciones.

Al interior de la Fenapo, comenzaba a tomar forma una larga fila de ingreso al Teatro del Pueblo a la vez que un equipo de electricistas revisaba las instalaciones de la Comandancia Central de la Guardia Civil del Estado, a escasos 20 minutos de que iniciara el acto de inauguración.

Poco antes del corte del listón, por la entrada de la Fenapo desfilaron un grupo de motocicletas y carros que funcionarían como carriolas para niñas y niños, los cuales resaltaron por estar pintados y caracterizados como las patrullas rotuladas con la palabra “Polisía” que adquirió el Ayuntamiento de la capital potosina, encabezado por Enrique Galindo Ceballos.

A diferencia de los múltiples espacios de dependencias y comercios, la zona de juegos mecánicos se mostraba preparada y lista para recibir a las familias que, incluso antes de la inauguración, ya formaban largas filas para subir a las atracciones.

Al lado de cada juego mecánico se leía en un cartel la advertencia de que los juegos en la Fenapo solo funcionarán de 16:00 a 23:00 horas de lunes a jueves, y de las 16:00 a las 00:00 horas los fines de semana.

Pasadas las 19:00 horas, arribó a la entrada de la Feria el gobernador acompañado de una comitiva entre la que figuraban los alcaldes de la capital y Soledad de Graciano Sánchez, diputados y diputadas, la presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, titulares de secretarías, empresarios y, como invitado estelar, Ricardo Acosta, vocalista de la agrupación potosina Los Acosta.

En su discurso, el gobernador agradeció todo el trabajo realizado por los contratistas que, a unos metros de él, aún realizaban actividades como la colocación de mantas, retiro de calcas y limpieza de los espacios.

El mandatario insistió y recordó los compromisos adquiridos por el alcalde Enrique Galindo Ceballos y la alcaldesa Leonor Noyola Cervantes, quienes tendrán que aportar con un día de comida gratis en la Feria, el 25 y 20 de agosto, respectivamente.

Tras el corte del listón, el presentador del evento dijo:

“De esta manera, la feria más esperada del año, la feria de Ricardo Gallardo, la feria de las potosinas y los potosinos, la feria de todos, el día de hoy, es una realidad”.

Tras el evento protocolar, Gallardo Cardona se dispuso a recorrer las principales zonas de entretenimiento de la Fenapo, recorrido que terminó en el Teatro del Pueblo, donde el mandatario, junto con los 150 mil asistentes que reportó el Gobierno a través de su boletín, escucharon al grupo Maná y apreciaron el show de drones que formó la frase “Ya se Nota” en el cielo.

A la par de este espectáculo musical y de luces, a las afueras de la Fenapo, una fila de decenas de visitantes esperaban poder abordar un taxi en las nuevas bahías de transporte que habilitó la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT).

El pasado primero de agosto, Leonel Serrato Sánchez, titular de la SCT, afirmó que habría 2 mil 100 taxis prestarán el servicio para la Fenapo, lo que sirvió para apenas cubrir el 1.4 por ciento de los 150 mil asistentes que acudieron el día de ayer y que explicaría las largas filas que se formaron en la espera de las unidades.

A+