Astrolabio

Por: Redacción

 

En Junio pasado se realizó en Guadalajara, Jalisco, La Olimpiada Deportiva 2015″, que se anunció con bombo y platillo, incluso fue inaugurada por el futbolista Javier Hernández el “Chicharito”.

A esta competencia asistieron alumnos del Colegio Motolinia de San Luis Potosí para participar en la disciplina de futbol, en la categoría de 10 años. Los padres que acompañaron a sus hijos durante el viaje, fueron testigos de una serie de irregularidades en la organización, logística, trasporte y durante los encuentros deportivos, donde de acuerdo a sus palabras, el arbitraje dejó mucho que desear.

El equipo potosino perdió solo uno de los partidos, el disputado contra el equipo de Baja California Norte; la complexión física, fuerza, velocidad y estatura de los rivales hizo pensar a los padres de familia que los menores realmente no pertenecían a la categoría de 10 años (2004), opinión con la que coincidieron padres de otros equipos participantes.

Cuando preguntaron a los niños del equipo de Baja California su edad, ellos solo respondieron que “10 años” pero no supieron dar su fecha de nacimiento, aunado a esto se presentó un mal arbitraje, del que muchos fueron testigos.

Los padres solicitan al Director de la Conade, Alfredo Castillo Cervantes, al Presidente de la Condeba, Jaime Figueroa Velázquez, a la Directora de Educación Física y Deporte de Jalisco, Eugenia Solórzano Carrillo y al Director del Instituto Potosino del Deporte, Armando Zacarías Gutiérrez, que se realice una investigación de las edades de los niños del equipo bajacaliforniano, puesto que en Guadalajara ya la habían solicitado y les pidieron 2500 pesos por niño para proceder con la impugnación.

Así mismo denuncian la mala organización del evento, que pese a ser de nivel nacional dejó mucho que desear, ya que los menores fueron hospedados en lo que sería la “zona de tolerancia” de la ciudad, toda su estadía estuvieron expuestos a patrullas, ambulancias entre otras cosas que dificultaban su descanso. Para ser transportados al lugar de los partidos fueron asignados tres equipos por autobús, lo que originó que tuvieron que llevar a los niños en autos particulares porque el transporte ya había partido con otro equipo, en zonas muy alejadas una de la otra.

Otra anomalía fue la distancia del lugar donde se ofrecían los alimentos, que se encontraba a mucha distancia de donde estaban hospedados; los padres contrastan el escaso presupuesto asignado a estos eventos, lo cual fue notorio,  y el asignado a campañas políticas que aparentemente no tiene tope.

 Pese a lo anterior el equipo de fútbol de niños del Colegio Motolinia generación 2004, obtuvo el Tercer Lugar Nacional en la olimpiada.

A+