Astrolabio

Angélica Campillo

El dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, Eugenio Govea Arcos, consideró que “estábamos mejor cuando estábamos peor” en el tema de inseguridad, además de criticar la estrategia en el combate a este problema por parte del gobernador Ricardo Gallardo Cardona.

De acuerdo con Govea Arcos, el mandatario “es bueno para hacer bailes gruperos”, pero el tema de inseguridad es terrible en todo el estado y no se ve como el Gobierno pueda acreditar en los hechos que dé resultados, por más espectaculares que digan que “ya se nota el cambio”.

Recientemente se han registrado eventos delictivos en municipios de la Huasteca como Tamazunchale, cuyo alcalde, José Meza, se encontraba el pasado lunes en el evento del gobernador en la capital potosina, San Vicente y Tamuín.

En ese sentido, el dirigente estatal de MC manifestó que en tanto Gobierno del Estado no cambie la estrategia ni asignen los recursos a las áreas prioritarias de seguridad, procuración e impartición de justicia, el tema “será solamente de foto, marketing y cambiarle el nombre a una corporación”, pero con los mismos policías y directores, y sin tener una solución.

Apuntó que, de los 4 mil elementos de la Guardia Civil, solamente 400 pertenecen al estado de fuerza real para un estado de casi 3 millones de habitantes. Mientras que en el caso de la policía ministerial es peor, ya que su estado de fuerza ronda los 200 elementos.

A consideración de Govea Arcos, no se trata de uniformes y patrullas nuevas, sino de entender el problema de manera integral, que tiene que ir desde la prevención a través de las policías municipales, de la Guardia Civil Estatal; la procuración e impartición de justicia a través de las policías ministeriales y el Poder Judicial; y finalmente, en las áreas de reinserción en todas las cárceles distritales que hay en San Luis Potosí, que se han convertido en “universidades del crimen”.

Comentó que el desafío es mayúsculo, pero no se va a contener el embate de la delincuencia y el crimen organizado solamente con buenos deseos o con cambiarle el nombre a la corporación.

No obstante, indicó que el día en que Ricardo Gallardo diga que va a contratar nuevos policías ministeriales y oficiales de la Guardia Civil, así como destinar tantos millones de recursos para estos programas, se podría hablar de que la situación en el mediano plazo podría mejorar.

A+