Por Carlos Rubio

“Tenemos que tener una decisión, ya la tenemos y la vamos a ejecutar”, les comentó Alejandro Leal Tovías, secretario general de Gobierno del Estado, a miembros de la organización Cambio por San Luis, y a víctimas y trabajadores de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV), luego de que le exigieran una solución para el día de hoy, jueves, respecto al plantón que mantiene cerradas las instalaciones de la CEEAV.

En una reunión llevada a cabo el día de ayer, miércoles 11, Leal Tovías dijo que ya se tiene un cronograma “muy bien marcado” y que se va a ejecutar “respetando los derechos humanos de las personas que están ahí, con su derecho a manifestarse”, sin embargo, no especificó en qué consiste la medida que se tomará ni tampoco habló de resolver los casos de las víctimas que se manifiestan.

En la página de Facebook de la agrupación Cambio por San Luis se transmitió en vivo durante 23 minutos con 19 segundos la reunión que sostuvieron acompañados de algunas víctimas y trabajadores de la CEEAV.

Entre las participantes se encontraba una psicóloga y una asesora jurídica. Una de ellas declaró sentirse “violentada” por las víctimas manifestantes. Hicieron hincapié en que al atender en otro centro de trabajo, a las víctimas “no se les está dando la calidad que merecen”. Y finalmente refirieron que, “parte de nuestra vocación es eso, estar con las víctimas”.

Una postura que contrasta con los testimonios de las víctimas que Astrolabio Diario Digital ha entrevistado, quienes han declarado haber recibido una deficiente atención jurídica y psicológica.

Juan Serrano, víctima que se encuentra en plantón, debía recibir atención psicológica junto a su esposa y sus tres hijos, sin embargo, los psicólogos le brindaban sesiones de 20 minutos a uno de ellos y firmaban como si hubieran atendido a toda la familia. Luego de quejarse, le dieron solo cinco sesiones más a él y su esposa, pero nunca estuvieron con sus hijos.

También una persona que trabaja en de la CEEAV se hizo pasar por el asesor jurídico de Juan, brindándole esperanzas de que su caso se resolvería. Después se enteró de que esa persona no era abogado.

En la reunión de ayer, el personal de la CEEAV también se quejó ante Leal Tovías de que a causa de que las instalaciones estén cerradas, los manifestantes “traen a las pobres víctimas de un lado para otro”.

Las víctimas dan testimonio de algo distinto. Hace unos años, para atender su asunto en la CEEAV, Juan se trasladaba desde su hogar en Mexquitic de Carmona, hasta la capital, todos los lunes y los viernes, gastando al menos 8 mil pesos al año en transportes, solo para ver cómo había avanzado su caso. Nunca avanzó.

Marcela, madre de una menor de edad, víctima en la CEEAV, dijo que en una ocasión, cuando le iban a entregar vales de gasolina en la comisión, alguien le gritó: “¡Huevones, pónganse a trabajar!”. Además, se le proporcionó a su hija la atención psicológica necesaria para su situación. Una situación que contrasta con la afirmación ante Leal Tovías sobre la “vocación” del personal que labora en la CEEAV.

El pasado martes 9 de septiembre, las víctimas del plantón le solicitaron a Ulises Valencia, subsecretario de Derechos Humanos y Asuntos Jurídicos de Gobierno del Estado, una reunión con Alejandro Leal Tovías, sin embargo, hasta ahora no se ha llevado a cabo. En cambio, el Secretario General de Gobierno ya tuvo una reunión con la organización Cambio por San Luis para asegurarles que ya hay solución a sus peticiones.

¿Y las demandas de las víctimas del plantón?

https://www.facebook.com/CambioPorSanLuis/videos/428511834441803/