_MG_9364
Mariza Mendoza.

 

Ciudad de México (29 de enero de 2016).- En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, Mariza Mendoza dijo que el miércoles, junto con padres de los 43 normalistas desaparecidos, exigieron frente a la Procuraduría General de la República la entrega del cuerpo de su esposo, Julio César Mondragón, estudiante de Ayotzinapa asesinado en septiembre de 2014.

Nosotros ya hicimos todos los trámites, entregamos la documentación y sólo nos queda esperar a que se agilicen los trámites”, dijo.

Mariza dijo que ella y familiares de Julio han cumplido con lo que las autoridades les han requerido, sin embargo, los restos de Julio no han sido devueltos a la familia, luego de que en el pasado mes de noviembre su cuerpo fue exhumado para una nueva autopsia que serviría para determinar las causas del deceso.

El cuerpo sin vida de Julio César fue hallado con el rostro desollado y marcas de tortura en el Camino del Andariego de Iguala, Guerrero, después del ataque contra los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Un día antes del ataque, Julio me dijo que iba a ir a una actividad de la Normal a Iguala. El 26 de septiembre en la noche me enteré del ataque y le marqué al celular pero nunca me respondió. Al día siguiente ya no entraba la llamada… luego vi en Facebook que había una foto que circulaba en torno a lo sucedido; llevaba la misma ropa que Julio. El día 28 viajé a Chilpancingo para reconocer el cuerpo y me dijeron que me preparara porque estaba desollado; cuando entro y veo las marcas que presentaba veo que sí se trataba de Julio César”.

Luego de que su cuerpo fue exhumado, Marisa solicitó una prueba de ADN para saber si en realidad se trataba dl cuerpo de Julio César, sin embargo le solicitaron que desista de ella para que todo sea más rápido.

La prueba se solicitó de manera general… nosotros solicitamos una prueba de AND porque es nuestro derecho saber si es o no es Julio pero nos dijeron que teníamos que ir hasta Iguala y ahí comenzaron a retrasar todo. Desde un inicio la familia se ofreció a llevar estos exhortos a los diferentes estaos para agilizar el trámite. Pero no nos lo quisieron entregar porque se podían perder en el camino y lo mandaron por correo. Ahorita estamos esperando un exhorto del juez de Iguala para que nos den fecha de cuándo podemos inhumar a Julio César y se tomen muestras de ADN”, declaró.

Estamos esperando a que terminen todos estos trámites, lo que queremos es que se inhume a Julio César”.

Fuente: Excélsior.