Eduardo Delgado

Más de mil 800 internos de la cárcel de La Pila y más de mil empleados, incluidos custodios, personal de los juzgados y abogados, padecen falta de agua en el reclusorio desde hace más de tres días, lo que les ha generado condiciones insalubres en sanitarios y en la cocina. El líquido enviado en pipas es insuficiente.

En los juzgados empezó a faltar desde este jueves, pero desde el lunes “la presión y volumen del agua disponible era muy baja”, confirmó un empleado del Poder Judicial del Estado que labora en uno de los juzgados, de quien se omite su identidad por temor a represalias.

“Ahorita sí está ya critica la situación, pues ayer que llamé al interior para que nos informaran me decían que estaban trabajando en ello, pero aún no solucionan el problema y que este es generalizado al interior del centro. Así que no me quiero imaginar cómo están las condiciones para los internos”, añadió.

Otra empleada, también desde el anonimato, refirió que las condiciones en el interior de la prisión “son espantosas; ayer trajeron agua en 10 pipas, pero no alcanzó para abastecer a los internos ni al personal”.

El director de la prisión, José Basilio Hernández Puente, habría requerido el envío emergente de pipas de agua, pero se considera que es una medida que no soluciona del todo el problema.

Se menciona que personal de la Comisión Estatal del Agua trabaja ya en la reparación de la falla que provoca el desabasto y que este mismo día quedaría reparada.