Astrolabio

Gobernacion-Unidos-Anthony-Wayne-dependencia_MILIMA20150715_0039_11

Ciudad de México (15 de julio de 2015).- Estados Unidos se sumó a la búsqueda de Joaquín Guzmán por medio de autoridades del FBI y la DEA, quienes comenzaron a intercambiar información con el gobierno mexicano, con quien acordó acciones para recapturar al narcotraficante.

Ambas autoridades se reunieron ayer en las instalaciones de la PGR; el encuentro estuvo presidido por Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y Gilberto Higuera Bernal, subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la institución.

Los funcionarios señalaron que durante la reunión, se compartió información detallada de la forma en la que el capo logró escapar del penal de máxima seguridad del Altiplano, ubicado en el Estado de México.

Mientras tanto, la PGR determinó detener a 22 de 34 trabajadores del centro penitenciario, entre ellos a Valentín Cárdenas Lerma, debido a que surgieron elementos que los relacionan con la fuga del  líder del cártel de Sinaloa. Al mismo tiempo, 12 empleados más del centro penitenciario, recobraron su libertad bajo las reservas de la ley.

La recompensa.

A partir de este martes, cualquier mexicano podrá cobrar 60 millones de pesos, siempre y cuando proporcione información veraz que permita la localización y captura de EL Chapo. La PGR estableció en el Diario de la Federación el acuerdo por el que se ofrece la gratificación, además de la mecánica de cómo se realizará el pago.

El acuerdo, firmado por Arely Gómez González, titular de la PGR, dejó en claro que los 60 millones de pesos no podrán ser cobrados por servidores públicos que laboran en las áreas de Seguridad Pública, Administración de Justicia y Ejecución de Sanciones Penales.

 

Fuente: Milenio.

A+