Angélica Campillo

A dos años del asesinato del fotoperiodista potosino Daniel Esqueda Castro, el vicefiscal general del estado, Aarón Edmundo Castro Sánchez reveló que “hay una línea muy fuerte” en las investigaciones del caso, pero hasta el momento no han localizado a los responsables.

El funcionario estatal refirió que la investigación del asesinato de Daniel se ha llevado en conjunto con la Procuraduría General de la República (PGR), debido al señalamiento que hizo la familia de la víctima respecto a que las personas que ingresaron al domicilio y se lo llevaron dijeron ser policías ministeriales: “se han generado los datos y hay una línea muy fuerte que se ha consolidado y que en su momento se habrá de resolver”, resaltó.

Sin embargo, comentó que hay una serie de vicisitudes que se han presentado desde el momento en que ocurrió el hecho hasta la actualidad, lo que ha generado que se tengan que validar ciertos datos, “los grupos y las circunstancias y las cosas se han movido de una manera diferente”, por lo que se ha complicado un poco el tema de la investigación.

Apuntó que el nuevo gobierno federal, también están haciendo revisión del expediente y han trabajado colegiadamente en ello, “no se ha descartado nada todavía hasta que se pueda resolver la investigación”.

Cabe destacar que el seis de octubre de 2017 fue localizado el cuerpo sin vida del fotoperiodista Daniel Esqueda, en un predio cercano al Aeropuerto Internacional Ponciano Arriaga, mismo que estaba semidesnudo, maniatado y con huellas de tortura, esto, un día después de haber sido sacado a la fuerza de su domicilio, ubicado en la colonia Julián Carrillo, presuntamente por policías ministeriales.

Anteriormente, la víctima había denunciado ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y ante la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, amenazas por parte de agentes ministeriales. No obstante, luego de su asesinato, la PGJE se deslindó del hecho.