Astrolabio

Angélica Campillo

Surgió una nueva versión respecto al robo de un bebé de cuatro meses de edad registrado este domingo 18 de agosto en la delegación de Huichihuayán, perteneciente al municipio de Huehuetlán, reveló Pablo Alvarado Silva, titular de la Fiscalía Especializada en Derechos Humanos.

Cabe destacar que hubo una primera versión relatada por la madre del menor, el domingo a las 9 y media de la mañana aproximadamente, en la que señaló que iba caminando y casi al llegar a la cabecera de Huichihuayán, un vehículo se detuvo y le arrebató a su hijo.

En ese sentido, el funcionario estatal mencionó que, alrededor del medio día del mismo domingo, la mamá del bebé dio otra versión, en la que refirió que se encontraba junto con su hijo, de cuatro meses de edad, en la comunidad de Limontitla, perteneciente a Xilitla, y unas personas en una camioneta le ofrecieron llevarla hacia la delegación de Huichihuayán, pero antes de llegar a este poblado, en un sitio conocido como “el lugar del gringo”, el vehículo se detuvo y le arrebataron a su bebé, con violencia, obligándola a bajar de la unidad, partiendo los delincuentes con rumbo desconocido. “Esta información varía un poco de la inicial pero nuestra misión y objetivo es indagar dónde está ese menor, regresarlo a sus familiares de manera íntegra”, dijo el funcionario.

Apuntó que una vez que se tuvieron los detalles del robo del menor, se comenzó con su búsqueda, y se procedió a activar la alerta Amber, tanto a nivel estatal como a nivel nacional para que la sociedad tuviera conocimiento del hecho. Agregó que todas las autoridades de los estados circunvecinos están enterados del suceso, así como de las características del vehículo, el cual es una camioneta cabina y media, color verde, al parecer de la marca Ford.

Comentó que este lunes se llevó a cabo una búsqueda pormenorizada en Limontitla, y en la cabecera de Huichihuayán por parte de la policía ministerial, policía estatal, la guardia nacional, así como de la Comisión Estatal de Búsqueda en aras de encontrar al menor, además de investigarse y sancionar el delito.

Alvarado Silva dijo que no puede descartarse ninguna información, pero hasta el momento no se cuenta con datos que permitan establecer que hay un grupo destinado al robo de infantes en el estado, ya que se tendría que focalizar la situación en el contexto de las personas que están inmersas en la investigación.

El menor de cuatro meses de edad se llama Luis Fernando, mide 49 centímetros, pesa 3 kilos 870 gramos, es de complexión delgada, cabello castaño, cara redonda, frente amplia, ojos café obscuro, cejas castañas, tez blanca, orejas pequeñas, nariz chata, boca pequeña, labios gruesos y mentón oval.  Como seña particular el bebé tiene una cicatriz en el cuello del lado izquierdo. Al momento de desaparecer vestía pantalón azul marino, pañalero azul con rayas blancas y estampado de pelotas de básquet con canasta, calceta azul cielo.

Las características de las dos personas que robaron al bebé son: una mujer de estatura baja, de complexión robusta, tez morena, cabello obscuro y un hombre de complexión delgada.

A+