Angélica Campillo

Luego del atentado que sufrió este martes 17 de septiembre el coordinador de Desarrollo Social del municipio de Tancanhuitz, Alejandro Nales Medina, responsabilizó al gobernador Juan Manuel Carreras López, así como a los funcionarios encargados de la seguridad en el estado, de lo que le pueda ocurrir de ahora en adelante, tanto a él como a algún miembro de su familia.

En rueda de prensa, el funcionario relató que este martes alrededor de las cinco de la tarde se encontraba supervisando una obra en la carretera El Crucerito-San José Pequetzén, cuando fue atacado a balazos, por segunda ocasión en este año, por unos sujetos que viajaban en un vehículo color verde, sin embargo resultó ileso ya que su escolta logró repeler la agresión. En este contexto, se dijo preocupado e indignado porque los gobiernos, tanto estatal como federal, no los han apoyado en cuestión de seguridad.

Recordó que el primer atentado en su contra ocurrió el 30 de enero del presente año y en las investigaciones que se llevaron a cabo, acudió a Tancanhuitz personal de la Policía Ministerial del Estado, a quienes le mostraron un video de la noche anterior a la agresión, donde claramente se apreciaban los sujetos que le dispararon, así como la persona que los llevó al pueblo, misma que fue señalada por él y por los demás funcionarios, pero hasta la fecha no los han capturado, y tampoco le han entregado el vehículo en el que viajaba en aquella ocasión.

Dijo que revisó la carpeta de investigación de ese atentado, “pero se quedó tirada la averiguación, no hubo nada por parte de la Policía Ministerial”. Agregó que incluso acudió con el secretario de Seguridad Pública Estatal, Ernesto Pineda Arteaga, a solicitarle apoyo, pero éste le manifestó que no contaba con personal: “esto es algo que nos indigna a nosotros que estamos trabajando para tratar de sacar a nuestro pueblo de tanto atraso en el que vivíamos y creo que ese es el malestar de estas gentes”, fustigó.

Refirió que en esta ocasión ya no interpondrá denuncia alguna, ya que en el primer atentado que sufrió las autoridades no hicieron nada, “hubo una total indiferencia por parte del gobierno”. No obstante, mencionó que va a continuar laborando para el municipio y tratará de cuidarse un poco más.

En ese sentido, Nales Medina hizo un llamado al gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López; al secretario de Seguridad Pública, Ernesto Pineda Arteaga, así como al titular de la Policía de Investigación, José Guadalupe Castillo Celestino, para que tomen cartas en el asunto, puesto que ellos saben quiénes están detrás de los atentados en su contra, pero no hacen nada, y se trata de los mismos que lo agredieron la primera vez: “decirles que los hago responsables directos de lo que me pueda pasar a mí y a mi familia. Ya no puede haber tanta impunidad”, reiteró.  

Por su parte, el presidente municipal de Tancanhuitz, Juan Carlos Arrieta Vita, lamentó el atentado en contra del titular de Codesol, y aseveró que si bien hasta el momento no ha habido situaciones qué lamentar, de seguir por ese camino, y si no se pone solución por parte tanto de las autoridades de Gobierno del Estado como del Gobierno Federal, puede ocurrir una tragedia grave. Señaló también que el municipio ya está cansado de padecer situaciones de violencia e inseguridad.

Empero, el alcalde indicó que este atentado se trata de un hecho aislado que desafortunadamente le ha ocurrido a este funcionario en dos ocasiones: “no tenemos un municipio emproblemado, hemos estado trabajando normalmente bien, hemos procurado mantener tranquilidad en la ciudadanía, creo yo que son hechos un poco aislados”, dijo.

Por último, dio a conocer que luego de la agresión en contra del funcionario de Codesol se comunicó con las autoridades de Gobierno para externarles la situación, pero no confían en que los apoyen, ya que después del primer atentado hacia Nales Medina se entrevistaron con ellos y hasta la fecha no han resuelto el caso.