Astrolabio

Angélica Campillo

A diferencia de Guillermo Olvera Nieto, quien era dirigente de Redes Sociales Progresistas, la diputada Gabriela Martínez Lárraga rechazó haberse acercado a dialogar con algún partido, además de que no contempla unirse a ninguna fuerza política.

Martínez Lárraga señaló que ahora es una diputada ciudadana, pero aún es parte de RSP, al cual se refiere como Revolución Social Progresista, ya que “es un movimiento que surgió de la gente que creyó en una nueva forma de hacer política, es algo en lo que creo porque considero que debemos ser más cercanos a la gente y más humanos”.

De acuerdo con la diputada, ningún partido político de los ya existentes cumple con su ideología, por lo que tiene que ser respetuosa con la gente que la llevó al Congreso del Estado, y no tomar decisiones unilaterales ni de conveniencia personal sin tomarlos en cuenta, “seguiremos trabajando en el movimiento y más adelante veremos cómo participar en el 2024”.

Martínez Lárraga recordó que el proyecto surgió de la candidatura a la gubernatura por parte de José Luis Romero Calzada “Tecmol” quien fue el liderazgo y la punta de lanza del movimiento.

Según lo manifestado por la legisladora, su trabajo habla por sí solo y si la gente confía en ellos, es porque ven una forma diferente, honesta y frontal de hacer política.

Para finalizar, comentó que lo importante es que en San Luis Potosí haya pluralidad y nuevos cauces para hacer política.

“La idea de la pluralidad y la democracia es que la gente pueda tener opciones para ver cuál se apega más a su forma de pensar y a sus valores”.

A+