En foto de izquierda a derecha:Francisco Elizondo Garrido,J. Guadalupe Torres Sánchez y Noé Lara Enríquez

Angélica Campillo

Noé Lara Enríquez, ex Oficial Mayor del Ayuntamiento de la capital durante el periodo 2015-2018, será integrante de la Comisión de Entrega-Recepción del gobierno estatal electo.

Este miércoles 28 de julio, J. Guadalupe Torres Sánchez, propuesto por Ricardo Gallardo Cardona como secretario general electo, presentó ante los medios de comunicación a los integrantes de la comisión a que se encargará de la Entrega-Recepción del próximo gobierno estatal.

Las personas que integrarán dicha comisión serán: Jorge Castillo Ramírez, quién se desempeñará como secretario de actas; Francisco Elizondo Garrido, delegado en funciones de secretario general del Partido Verde Ecologista de México (PVME) en San Luis Potosí, quién se centrará en Finanzas; José Luz Huerta Esparza, Noé Lara Enríquez, así como el secretario general electo, J. Guadalupe Torres Sánchez.

Llama la atención que Noe Lara Enríquez formé parte de esta Comisión, ya que durante la administración municipal de Ricardo Gallardo Juárez, estuvo involucrado en la contratación de la presunta proveedora de medicamentos, Sandra Sánchez Ruiz, a quien se le habrían pagado cantidades millonarias en el transcurso de cuatro meses.

En abril del 2016, cuando recién se dio a conocer el pago por varios millones de pesos por concepto de medicamentos para personal de confianza del Ayuntamiento de la capital, el entonces Oficial Mayor aseguró que Sandra Sánchez cumplió con todos los requisitos para ser proveedora de dichos insumos.

El exfuncionario justificó que se hubiera realizado una adjudicación directa con la presunta proveedora dada la urgencia de continuar con el servicio médico a los trabajadores, pues “encontraron” una administración con muchas deudas, además de que los proveedores que trabajaban con ellos les advirtieron suspender el abastecimiento hasta que les pagaran, pero que en se entonces no tenían solvencia.

Asimismo, Lara Enríquez declaró que Sandra Sánchez era la representante de “Comercializadora Sanfer” y aseguró que dicha empresa contaba con oficinas administrativas en San Luis Potosí.

Sin embargo, tras una investigación se constató que no había referencias que comprobaran la existencia de la mencionada compañía, e incluso las búsquedas realizadas en Internet arrojaron información sobre una empresa del mismo nombre extinta antes del año 2013, luego de declararse en quiebra bajo el nombre de Promotora e Importadora Mexicana, S.A. de C.V.

Cinco días después de que se revelara el pago por parte de la administración de Ricardo Gallardo Juárez a la presunta proveedora de medicamentos, se abrió una pequeña farmacia en la avenida San Luis número 1783 A en la colonia San Felipe, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, registrada ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Cabe destacar que por este hecho hay denuncias, cuyas investigaciones no ha concluido la Fiscalía General de la República (FGR), las cuales fueron presentadas por integrantes del Frente Ciudadano Anticorrupción en 2018 por la cantidad de 66 millones 607 mil 009.00 pesos, y por el Ayuntamiento capitalino encabezado por Xavier Nava Palacios en 2019, por la cantidad de 42 millones 813 mil 357.66 pesos.