Astrolabio

Jaime Nava

“¿Ya me entendiste más o menos o te lo escribo?” le preguntó en abril del 2015 el entonces director de la Secretaría de Seguridad Pública, José Luis Urban Ocampo a Juan Carlos Velázquez candidato del Partido Acción Nacional a la alcaldía de Soledad de Graciano Sánchez durante una conversación telefónica en la que el funcionario le sugería al candidato que realizara una rueda de prensa para denunciar que los blanquiazules eran víctimas de acoso y agresiones de parte de militantes del Partido de la Revolución Democrática.

Esa no fue la única llamada entre Urban Ocampo y el panista, un segundo audio reveló que Juan Carlos Velázquez le ofreció dinero y el ex funcionario estatal lo aceptó sin pudor: “Sí, écheme la mano. No me dejes morir solo. Ahora ando con la pinche lengua de fuera”, fueron las palabras que, en el 2015, le costaron su puesto como titular de la SSPE.

Como director de la Seguridad Pública del Estado, Urban Ocampo y los elementos de la Policía Estatal acumularon diversos señalamientos por violaciones a los derechos humanos, detenciones arbitrarias, maltrato y tortura, mismas que fueron documentadas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos y que motivaron la emisión de recomendaciones para restablecer la salud física y emocional de las víctimas.

Con antecedentes de sobra conocidos, en pocas horas, y de la mano de una administración perredista, José Luis Urban Ocampo volverá a estar al frente de una corporación policiaca, esta vez, de las Fuerzas Municipales de San Luis Potosí.  A través de un comunicado de prensa el ayuntamiento de la capital informó que Urban Ocampo se integrará a la Dirección General de Seguridad Pública para “reforzar el trabajo en materia preventiva e inhibir el delito patrimonial que se comete en la zona Metropolitana”.

El boletín incluye declaraciones del propio Urban Ocampo quien, a pesar de que la dirección de Fuerzas Municipales se encuentra acéfala desde hace casi un año, aseguró que el alcalde, Ricardo Gallardo Juárez, “es un hombre comprometido con la seguridad pública”; además, prometió “trabajar muy duro porque San Luis lo merece y necesita”.

A+