Sierra de San Miguelito / Foto tomada de internet

Xochiquetzal Rangel

El alcalde capitalino, Xavier Nava Palacios, indicó que se sigue trabajando con la Semarnat y el Gobierno del Estado la manifestación de impacto ambiental para la viabilidad de la vía alterna que conectaría el poniente de la ciudad con la Zona Industrial.

Especificó que es un tema de recursos y de reglamentación debido a que la vía alterna que se ha planteado como anteproyecto cruzaría una zona de la Sierra de San Miguelito, por lo que si se les permite la construcción de la carretera en la serranía, se conseguirían los recursos la obra.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Equipamiento y Desarrollo Urbano, Alfredo Lujambio Cataño, indicó que la vía alterna para la Zona Industrial es una demanda que han realizado empresarios nacionales e internacionales al Ayuntamiento.

“En lo personal sería partidario de una vía alterna porque hace mucha falta, además de la reparación y mantenimiento del periférico sur, porque todas las condiciones de esa vía son pésimas. El llamado de mi parte es para el Gobierno del Estado y la misma comunidad industrial a seguir empujando los esfuerzos necesarios para llevar acabo y aterrizar estas obras”, añadió.

Pese a que dijo que la Sierra de San Miguelito debe protegerse con mecanismos actualizados, agregó que decir que las 80 mil hectáreas que conforman la Sierra no se pueden urbanizar, sería mentira o algo inalcanzable, por lo que se tendría que hacer una convivencia entre desarrolladores y las zonas naturales para el respeto de la misma área.

Al ser cuestionado sobre la posible cancelación de la vía alterna por el convenio que firmaron el Gobierno del Estado y la Secretaría de Ecología y Gestión ambiental con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, a fin de conservar y proteger la Sierra de San Miguelito, Lujambio Cataño refirió que se tendría que trazar por otro rumbo la vía alterna, pero subrayó que esta debe consumarse.

“Se tiene que trazar por un lugar diferente o rodear alguna área natural, revisar el trazo de la vía. El temor de mucha gente es que una vez que se haga la vía los constructores quieran urbanizar el perímetro o el paralelo de la vía y eso no estamos dispuestos hacerlo”, concluyó.