Leticia Vaca

El Gobierno del Estado acató la recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por no haber incluido en el Programa de Desarrollo de San Luis Potosí a las comunidades indígenas, aseguró el subsecretario jurídico y de Derechos Humanos del Ejecutivo, Ulises Valencia Gordillo. 

Ello, luego de que en la manifestación realizada el día de hoy por habitantes de las comunidades mazahua, mixteca y triqui ante el Instituto de Desarrollo Humano y Social de Los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado (Indepi) también acusaran al Gobierno del Estado de violentar sus derechos humanos y colectivos.  

El funcionario aclaró que lo requerido por la CEDH y lo ordenado por un juez federal fue acatado, e incluso presumió que “el Programa Estatal de Desarrollo de San Luis Potosí es el único en el país que tiene una consulta a los pueblos y comunidades indígenas; tardamos casi ocho meses y nos costó casi cinco millones de pesos hacer la consulta”. 

En ese sentido, explicó que en cuanto al Consejo Consultivo del Indepi ya hay representación de la comunidad mazahua, sin embargo los manifestantes señalaron que dicho represente fue puesto a modo: “lo que pasa es que el compañero Narciso (Narciso Mendoza López) aparentemente dentro de sus propias elecciones no fue electo como representante del pueblo mazahua, pero en el Consejo de San Luis Potosí (…) la discusión es si puede hablar de mazahua alta o baja, eso es una discusión muy distinta y tiene que ver con los modos de organizarse de los pueblos y comunidades”, arguyó. 

Puntualizó que el Gobierno del Estado no puede intervenir porque el Consejo Consultivo del Indepi es una autoridad por usos y costumbres de los pueblos y comunidades indígenas: “El Gobierno será respetuoso primero de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, segundo, lo que diga el Consejo Consultivo del Indepi, se acatará, porque es donde nosotros no podemos intervenir”, finalizó.