Redacción

En reunión con representantes de cámaras empresariales, diputados, alcaldes e integrantes del gabinete, el gobernador, Juan Manuel Carreras López presentó la estrategia que seguiría su administración para reactivar la economía en el estado.

La estrategia, que lleva por nombre “Estrategia de Reunicio Escalonado de las Actividades Económicas y Finanzas Públicas en San Luis Potosí” contiene cinco líneas de atención:

  1. Implementación de un Programa adicional de Austeridad Gubernamental : Reducción de gasto de operación y reorientación de programas gubernamentales.
  2. Reestructuración de la Deuda Bancaria : Sin incrementar su saldo actual.
  3. Contratación de un Crédito Adicional : Hasta por 700 mdp para financiar emergencia sanitaria (equipamiento médico) e infraestructura que apoye la reactivación económica en el Estado.
  4. Desincorporación del terreno adquirido inicialmente para la instalación de FORD, para su enajenación en las mejores condiciones para el Estado, lo que permitiría :– Cubrir anticipadamente al menos el 50% del crédito adquirido

    – Mantener la capacidad de atención a la contingencia sanitaria

    – Ampliar los programas de reactivación económica y de atención social

    – Reforzar la infraestructura de seguridad pública

  5. Gestión de recursos ante la Federación: Para la recuperación del gasto erogado en la atención de la contingencia sanitaria, así como para el financiamiento de infraestructura estratégica.

Como principales efectos financieros derivados de la contingencia sanitaria por Covid-19 se dieron a conocer dos rubros: reducción de los ingresos y gasto extraordinario.

La reducción de los ingresos se debe a los estímulos fiscales otorgados, a la caída en la recaudación local y a la reducción de las participaciones federales. Mientras que, como gastos extraordinarios, se incluyeron los relacionados con la atención de la emergencia sanitaria, los apoyos a la reactivación económica y lo erogado por apoyos sociales a población vulnerable.

Carreras presumió que durante su administración se redujo la deuda pública en 800 millones de pesos y buscarían reestructurar toda la deuda bancaria sin incrementar el saldo actual; sin embargo, reconoció que podrían contratar un crédito hasta por 700 millones de pesos, aunque, esa sería la última opción que tomaría su gobierno.

El crédito, podría ser pagado con la venta de bienes, como el terreno que originalmente el gobierno había comprado para que se instalara la Ford.

En su presentación, Carreras López señala como “metas al cierre de la administración” lograr la reactivación económica de los diversos sectores productivos de la entidad; saldo de la deuda bancaria menos al recibido al inicio de su gobierno y reducción de pasivos globales; gasto de operación controlado y menor; cobertura financiera hasta el 2021 de las estrategias de atención a la contingencia sanitaria.