Astrolabio

 

Ciudad de México (13 de octubre de 2016).- El Gobierno Federal aseguró que el aumento de los secuestros y extorsiones en el país, se originó por la llamada “guerra” contra el crimen organizado, la cual no contaba con estrategia adecuada para enfrentar el delito.

“Para enfrentar un tema como el secuestro, para enfrentar cualquier problema, primero hay que reconocerlo, primero hay que saber dónde está y cómo está. En nuestro país del 2008 al 2012 estaba a la alza el secuestro, la extorsión por decisiones, en su momento, una frontal guerra contra la delincuencia organizada, pero decimos nosotros, de una falta de sustancia para enfrentarla”, explicó el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.

El secretario reconoció que en 2013 el delito seguía a la alza, por lo que se tomó la decisión de crear la Unidades Contra el Secuestro, para comenzar a disminuir el delito de forma coordinada.

Dijo que hasta antes de la creación, los elementos que combatían el secuestro eran conformados por elementos de diferentes corporaciones sin capacidad, ya que era personal sin especialización para ello.

“Incluso en el campo, en el territorio se podían dar enfrentamientos entre autoridades. Lo que se decidió en este gobierno es una Coordinación Nacional que pudiera hablar con todas las autoridades locales. Tenían que formarse en todos los estados, tenían que tener instalaciones propias”, comentó durante la inauguración del VI Congreso Internacional de Lucha Contra el Secuestro y la Extorsión en Jojutla, Morelos

En la actualidad, aseguró que los elementos que las conforman cuentan con capacitación y tecnología para atacar únicamente este delito, que hoy, ha disminuido un 25%.

El gobierno de Morelos aseguró que la estrategia de seguridad en la entidad,  permitió al estado dejar de ser señalada como la capital del secuestro, ahora Morelos, dijo, es considerada la capital del combate contra ese delito.

Graco Ramírez, gobernador del estado, explicó que el plan que se trazó en la entidad se basó en tres ejes principales. El primero de ellos, fue enfrentar las adversidades políticas para lograr unificar las acciones del gobierno federal y estatal.

El segundo punto fue detectar las irregularidades que se presentaban entre las autoridades para mejorar el combate contra el secuestro a través de un grupo integrado por los tres poderes.

“Había que reconocerlo, las instancias del gobierno mexicano competían entre sí, ustedes lo saben bien, es una realidad. La vanidad de cuerpo, personal, el interés político depone por encima de la eficiencia y la coordinación. Aquí hemos logrado, y hay que reconocerlo, no es un esfuerzo fácil, lo sé secretario de Gobernación, usted ha logrado unificar las instancias de inteligencia”, comentó.

El tercer eje fue contar con una estrategia compartida para fortalecer las capacidades de los cuerpos de seguridad que combaten el delito de secuestro. Para ello, se conformó el “Grupo de Fusión”, integrado por la Policía Federal, la Procuraduría General de la República (PGR) y autoridades estatales.

Fuente: 24 Horas.

Leave a Reply

A+