Astrolabio

Angélica Campillo

Hasta el próximo mes de junio estaría consolidada la transición del Seguro Popular al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), declaró la titular de la Secretaría de Salud, Mónica Liliana Rangel Martínez.

La funcionaria estatal comentó que están a la espera de la emisión de las reglas de operación del Insabi para tener mayor claridad de cómo se va a dar la gratuidad del servicio en la totalidad de los niveles de atención, lo cual será en junio próximo.

Reconoció que derivado de la transición del Seguro Popular al Insabi han tenido problemas en la contratación del personal, por ejemplo los médicos y enfermeras que recibían su sueldo del Seguro Popular, aunque rechazó que se trate de despidos, ya que se registró la desaparición de un organismo, y si hay una oportunidad de que se puedan integrar a los Servicios de Salud lo sabrán dentro de los primeros 15 días de enero, cuando se conocerá el presupuesto con el que contará la dependencia a su cargo para poder hacer las contrataciones. Agregó que son alrededor de 200 personas las que están a la espera de ser recontratadas.

Explicó que, al desaparecer el Seguro Popular, también desapareció la parte administrativa y operativa que tenía este instituto, principalmente los afiliadores, ya que para acceder al Insabi no se necesitará afiliación, no obstante señaló que se buscará ubicar a estas personas en localidades alejadas en Unidades Médicas Móviles para que puedan brindar prevención atención primaria a la ciudadanía.

Apuntó que hay un grupo de trabajadores que están por contrato en los Servicios de Salud, quienes llevan 10, 8, o 5 años y están en proceso de obtener su base, lo cual se irá dando de manera paulatina durante los próximos 5 años; mientras que hay otros que porque se extingue el organismo quedan con una posibilidad de recontratación en la institución.

De igual forma, dijo que durante este periodo de transición, se hicieron ajustes para poder contar con medicamentos, que hasta el momento no llegan, y estarían esperando la primera remesa a nivel federal para el próximo mes de abril, “hicimos una reserva estratégica para el primer nivel de atención y algunas claves de hospitales que son las más relevantes”.

Indicó que hay enfermedades de alto costo, que seguramente al final serán absorbidas por el gobierno federal, como enfermedades auto inmunes, renales, y algunos tipos de cáncer que tienen tratamientos caros de larga continuidad, que serán las últimos en tomarse en cuenta.

Manifestó que lo importante es que la ciudadanía conozca que el primer nivel de atención es gratuito en las unidades de salud que les corresponde, y en el caso de los hospitales tanto de segundo nivel como de especialidades, van a seguir manteniendo las coberturas que tenían anteriormente y en los que se cobraba cuota de recuperación, se mantiene igual y no habrá incrementos.

A+