Astrolabio

Angélica Campillo

De acuerdo con Mariana Hernández Noriega, presidenta de la Fundación Hero, en San Luis Potosí se tienen contabilizados 15 casos extremadamente graves de mujeres cuidadoras de personas con discapacidad y adultos mayores que están en peligro de muerte inminente.

Este martes 2 de agosto, un grupo de mujeres cuidadoras se manifestó a las afueras del Congreso del Estado para visibilizar los diferentes tipos de violencia que viven las mujeres cuidadoras.

En ese contexto, la activista indicó que de estas 15 mujeres, algunas ya tuvieron intentos de feminicidio, pero lo que más han logrado obtener por parte de las autoridades es una orden de restricción.

Entre las violencias que sufren las mujeres cuidadoras se encuentra la física, sexual, matrimonial, vicaria, laboral, y según lo manifestado por la presidenta de la Fundación Hero, estas dos últimas han crecido mucho.

La activista refirió que las mujeres cuidadoras tienen que trabajar, pero tienen que hacerlo en condiciones dignas porque ya llevan una vida difícil, por ello la exigencia de una ley que las proteja.

Apuntó que la violencia física detona en feminicidios como el de Luz Raquel Padilla, originaria de Jalisco y madre de un niño con autismo, quien murió el 19 de julio de 2022, luego de que sufrió por tres días de quemaduras graves en gran parte del cuerpo, las cuales, de acuerdo con testimonios de su familia y de gente cercanas, indican que fueron realizadas por un grupo de cinco personas a quienes ella había denunciado por amenazas.

Ante autoridades locales y en redes sociales, Luz Raquel había señalado que sus vecinos la amenazaban porque estaban molestos con los ruidos que hacía su hijo, un niño de 11 años con autismo.

La presidenta de la Fundación Hero explicó que los riesgos que permean entre las mujeres cuidadoras es la violencia institucional y la omisión, porque cuando acuden a denunciar, las autoridades no llevan a cabo los seguimientos como deben de ser, aunado a que siempre se minimiza la violencia, se dice que son chismes y que se les brindará protección hasta que presenten golpes.

“Aquí el Estado se está volviendo omiso y responsable de ejercer esa violencia porque se vuelve cómplice”.

Dijo que las discapacidades que hacen más ruido son la parálisis cerebral y todas las enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia, situación que trae consigo que las personas se molesten y detone en crímenes de odio, tal como sucedió en el caso de Luz Raquel, que empiezan paulatinamente como todas las violencias, pero que se hacen cada vez más graves hasta llegar a una agresión.

El 29 de junio de 2022, la diputada Gabriela Martínez Lárraga presentó ante el Pleno de la LXIII Legislatura una iniciativa que propone expedir la Ley de Protección a las Personas Cuidadoras para el Estado de San Luis Potosí, la cual fue turnada a comisiones.

A+