guerrero_0

Acapulco, Guerrero (18 de mayo de 2015).- A 20 días del proceso electoral, organizaciones sociales y familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, alistan acciones para impedir la instalación de urnas en los municipios de Ayutla y Tixtla. El Movimiento Popular Guerrerense (MPG), normalistas e integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, añadieron también que buscarán sumar a más municipios en los próximos días para impedir el desarrollo del proceso electoral del 7 de junio.

Otro acuerdo, definido durante una asamblea este fin de semana, fue que realizarán recorridos por la cabecera municipal de Ayutla dos días antes para vigilar que no haya compra de votos, y advirtieron que se detendrán a las personas que estén incurriendo en esa falta, siendo “reeducados” por la policía comunitaria bajo el sistema de usos y costumbres.

Las Organizaciones sociales, policías ciudadanos y padres de los 43 normalistas, también advirtieron que mantendrán acciones durante los próximos días para retirar propaganda política en varios puntos del estado, sin especificar qué municipios.

Por su parte, el abogado del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan y representante de los padres de Ayotzinapa, sostuvo en la asamblea que los partidos políticos “no son confiables”. Resaltó que en Ayutla, desde la incursión de la policía comunitaria en enero de 2012, se ha registrado una reducción de delitos, por lo que sostuvo que el poder se debe “construir desde abajo”, para que sea el pueblo quien defina las acciones de gobierno y no los partidos políticos.

Desde esta semana, buscarán “radicalizar” las protestas rumbo a la elección del 7 de junio para “boicotear” el proceso: tomarán todos los accesos a Tixtla para impedir la instalación de urnas, retirando las que se logren colocar, para quemarlas.

Fuente: CNN Noticias.

Leave a Reply