Astrolabio

María Ruiz

Después de las modificaciones que realizó Ayuntamiento capitalino en el cobro de Traslado de Dominio, que resultarán en un aumento del 90 por ciento, el notario público Eduardo Martínez Benavente aseguró que este pago del impuesto sobre adquisición de inmuebles fue un incremento desproporcionado que afectará al mercado inmobiliario.

Esto debido a que el costo de las escrituras sufrirá fuertes incrementos que muchos no podrán cubrir, por lo que los vendedores otorgarán poderes a los compradores para que formalicen sus operaciones cuando cuenten con recursos, con todos los riesgos que esto significa.

“El valor catastral de los inmuebles es un factor que no pinta para determinar el valor de un inmueble. El precio se fija principalmente por la oferta y demanda del mercado inmobiliario”, señaló.

También recalcó el hecho de que en la mayoría de los municipios hubo incrementos en el traslado de dominio, pero solo en San Luis Potosí fueron progresivos según el valor de la operación, es decir, el incremento no solo es en los valores unitarios del suelo, sino en el valor de las construcciones.

No obstante, a los que no pagan esta contribución —que se calcula hasta un 40 por ciento de los propietarios o poseedores de predios— “los tienen sin cuidado” estos incrementos.

“Un ejemplo de ello es lo que sucederá en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, donde se pagarán 19 mil pesos (1.9%) por el traslado de dominio de un inmueble con valor de un millón de pesos. En la capital potosina se pagan 37 mil 285 pesos. En el municipio de San Luis se paga un predio de 10 millones de pesos 403 mil 608; en Soledad se pagarían 190 mil pesos. Cabe señalar que ni siquiera en Soledad existe un gran auge inmobiliario y aún así se atrevieron a incrementar de manera desproporcionada y progresiva el impuesto”, explicó.

Como experto en el tema, reconoció que con estos aumentos disminuirán a los contribuyentes cumplidos, los que pagan puntualmente sus prediales y aprovechan los descuentos de los tres primeros meses.

Una situación que, según menciona Martínez Benavente, tiene en completo descontento al gremio notarial, pues fue evidente que en el Congreso del Estado no hubo debate, al aprobarse los incrementos por unanimidad, además de que los organismos empresariales no han protestado y tampoco los corredores de bienes inmuebles.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
A+