Astrolabio

Durante una mesa con partidos políticos, Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, dijo que ven cierto riesgo en cuatro lugares de Guerrero para la instalación de casillas, así como las zonas donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tiene influencia en Oaxaca, explicaron Jorge Carlos Ramírez Marín y Francisco Gárate, representantes del PRI y PAN ante el INE.

El priista subrayó que no hay ningún foco rojo en Michoacán, Jalisco o Tamaulipas.

Francisco Gárate explicó que el Instituto hizo bien en no planear instalaciones de casillas en las escuelas de Oaxaca, mientras Jorge Carlos Ramírez Marín apuntó que existen 20% de las casillas en la entidad con conflicto magisterial. Sin embargo, apuntó que se les explicó que ya se tiene un plan alterno.

Se le preguntó sobre esa estrategia y explicó que el INE “tendría que plantear nuevos espacios para realizar las votaciones, tomar medidas muy rápidas para dar a conocer los lugares donde funcionarían estas casillas. Hoy nos dio a conocer el presidente que hay una total determinación del INE de garantizar las elecciones en Oaxaca”.

En tanto, sobre Guerrero, el panista mencionó que hay preocupación de la autoridad electoral en Chilapa, Chilpancingo, Tixtla y Tlapa, puesto que “hay problemas” en esos lugares y “complicaciones.”

Gárate explicó que Córdova les precisó que “en las entidades que han mostrado problemas de violencia (…) que pudieran ser Michoacán, Jalisco, Tamaulipas, Guerrero, con temas de narcotráfico, no se ve que haya un involucramiento en el proceso.”

Sobre el mismo tema Carlos Ramírez Marín apuntó que son dos regiones en Guerrero las que representan preocupación para el Instituto.

“Afortunadamente vemos en Guerrero cómo las zonas de conflicto se concentran prácticamente a dos regiones, así se informó, y cómo se ha ido normalizando todo lo demás. Hablamos de Tixtla y Tlapa.”

En cuanto a su percepción de la situación, el priista apuntó que  “vamos construyendo, el Instituto ha ido construyendo esta garantía de tener una elección pacífica… no tenemos estados que nos preocupen, creemos que como siempre la ciudadanía es la que se va a imponer, va a salir a votar y el voto es la principal defensa contra cualquier intento de vulnerar la elección. Si la gente sale a votar, tendremos una gran elección”.

Gárate agregó que “en el tema de la seguridad y en el tema de las entidades donde hay presencia de la Coordinadora, me quedo tranquilo. Me parece que de repente hay una actitud un poco displicente, por supuesto yo espero que las cosas estén saliendo bien, pero me da la impresión que todo se busca minimizar; no deben maximizarse, pero tampoco esconderse”.

Excélsior

A+