Eduardo Delgado

La elección de presidenta y consejeros de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) se define por “acuerdos e intereses políticos”, coincidieron el diputado panista Rolando Hervert Lara y la legisladora perredista María Isabel González Tovar.

Esto, este lunes, durante la sesión virtual de la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Género del Congreso del Estado, encargada de las fases preliminares del proceso para elegir a quien presidirá e integrará el consejo de ese organismo del 1 de marzo de 2021 al 31 de marzo del 2025.

El diputado blanquiazul, Rolando Hervert, expuso primero que no tenía caso desechar a quienes se inscribieron y después de la verificación del cumplimiento de requisitos resultaron inelegibles, porque “al final de cuentas, con todo respeto… al último son acuerdos políticos”.

Minutos más tarde, la diputada Isabel González manifestó: “Coincido con el compañero diputado Rolando; al fin y al cabo esto no se gana por capacidad. Quisiéramos que se quedara la mejor persona en derechos humanos. Desafortunadamente no es así… se gana con votos y con intereses políticos”.

En sesión celebrada este lunes, los miembros de la comisión aprobaron la inscripción de las nueve aspirantes a presidir la CEDH: Gloria María Guadalupe Serrato Sánchez; María del Rosario Torres Mata; Ma. Guadalupe Mendiola Acosta; Giovanna Itzel Argüelles Moreno; Celia García Valdivieso; Olga Liliana Palacios Pérez; Beatriz Sarahí Aguilera Gallegos; Giselle Meza Martell y Karina Rangel Castilla.

En el caso de Giovanna Argüelles, presentó la constancia de antecedentes no penales emitida por la Secretaría de Seguridad Pública y no por la Fiscalía General del Estado, como se solicitó en la convocatoria.

De la revisión de los 21 expedientes de las y los aspirantes a consejeros, se detectó falta de documentos, así como de quienes sólo acreditaron la residencia mayor a un año, otros con constancia de no antecedentes penales expedida también por la Secretaría de Seguridad Pública y que unos no presentaron documentos para avalar sus conocimientos en materia de derechos humanos.

En ese tenor, con sustento en la convocatoria, admitió la diputada presidenta de la Comisión, Marite Hernández Correa, de Morena, que procedería su eliminación, como el caso de Giovanna Argüelles, pero acordaron admitirla independientemente de si era o no válido el documento que presentó, toda vez que la Secretaría de Seguridad Pública sí tiene atribuciones para emitir cartas de no antecedentes penales.

“Para no meternos en broncas, es una sola persona… para qué nos metemos en que mañana lo vayan a judicializar. Al final de cuentas, con todo respeto, estas siempre han sido las mismas  entrevistas y todo. Al último son acuerdos políticos”,  expuso el panista a sus compañeras diputadas y al legislador Pedro César Carrizales Becerra.

“Estoy de acuerdo con el diputado Rolando”, secundó Alejandra Valdes Martínez, de la fracción de Morena. Incluso consideró que “tiene mayor validez” la carta expedida por la Secretaría de Seguridad que la de la Fiscalía, “porque abarca los antecedentes nacionales; o sea, si tú has cometido un delito nacional aparece en la de la Secretaría, porque en la de la Fiscalía nada más aparece si tú no has estado en los separos”.

La diputada Angélica Mendoza Camacho, también de Morena, expuso que, de acuerdo a “un artículo”, en cada entidad federativa hay una autoridad competente para expedir las cartas de antecedentes no penales, entre ellas la Fiscalía, la Secretaría de Seguridad, la Secretaría General de Gobierno y el Poder Judicial del Estado. 

En su intervención, el diputado Pedro César Carrizales opinó que luego de los planteamientos del diputado panista y de las legisladoras de Morena, “ya no hay que darle más vueltas y dejarlo que participe (sic)”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión se manifestó de acuerdo “en lo que  comentan los otros compañeros; pues que se dé la oportunidad de participar, los requisitos están, y no excluir en estos momentos a nadie”.

Finalmente, después de aprobada la inscripción de las nueve aspirantes a suceder a Jorge Andrés López Espinosa al frente de la CEDH, la diputada Isabel González dijo no tener “ningún favorito”, e indicó entonces que en este proceso no se gana por cuestiones de capacidad, sino de acuerdos políticos.