Astrolabio

Por Eduardo Delgado

El Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (CEEPAC) indagará al ayuntamiento capitalino por la “propaganda negra” exhibida el mes pasado en anuncios espectaculares, en contra del líder de ese instituto político en la capital, Maximino Jasso Padrón, crítico frecuente del actuar del alcalde perredista, Ricardo Gallardo Juárez.

La representante del PAN en ese organismo, Lidia Argüello Acosta, denunció la propaganda exhibida el pasado 9 de mayo en tres espectaculares localizados en distintos puntos de la ciudad, en los que el directivo apareció en un foto montaje con orejas de burro, una botella de cerveza en una mano y con la leyenda “Max Jasso Títere, Borracho y Mentiroso”.

Con cuatro votos en contra y tres a favor, este miércoles en sesión ordinaria el organismo rechazó el proyecto de dictamen de la Comisión de Quejas y Denuncias, que proponía desechar la demanda.

Luego de que el Secretario Ejecutivo del consejo electoral, Héctor Avilés Fernández, expuso el proyecto de dictamen, el consejero presidente de la comisión dictaminadora, en su intervención ante el Pleno, Rodolfo Jorge Aguilar Gallegos hizo primero un llamado a la sociedad y partidos políticos para evitar la “propaganda negra” en el próximo proceso electoral.

Enseguida expuso que tras el análisis técnico y jurídico del caso “nos dimos cuenta que el ámbito en el cual puede estar inserta esta demanda quizá pueda ser el civil y nosotros no somos autoridad en esa materia”.

Arguyó además que “la propaganda calumniosa solo puede ser tratada por este órgano si se encuentra en un proceso electoral” y a la fecha “no sabemos” si Maximino Jasso será un actor en los siguientes comicios.

También, dijo, se consideró improcedente porque se emplearon adjetivos calificativos en torno a una persona, el dirigente panista, que “no denostan (sic)” a un instituto político.

El proyecto de dictamen, precisó, fue elaborado por Avilés Fernández, con apoyo de la Secretaria Técnica de la Comisión de Quejas y Denuncias. Instancia en la que inicialmente fue aprobado por mayoría, avalado por Aguilar Gallegos y José Martín Faz Mora.

Porque, abundó, “determinamos que este organismo está impedido” para investigar e indico que de haberla admitido “yo habría sido el primero en votar a favor de que se sancionara a quien correspondiera”.

Toda vez que “la fotografía que acompaña la denuncia es un acto reprobatorio, pero desafortunadamente, al menos mi caso, tuve que admitir el sentido del proyecto”, remarcó.

En desacuerdo, en voto particular anexado al dictamen, la consejera Silvia del Carmen Martínez Méndez refirió antecedente de resoluciones de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en las que se ha confirmado el vínculo indisoluble entre partidos y sus militantes.

Por ende, añadió, la propaganda en la que se exhibió a Maximino Jasso puede afectar al instituto político, pues además incluyó el logotipo del PAN, “por la percepción que se puede generar en la ciudadanía y en el electorado”.

Por tanto consideró que ese organismo está obligado a analizar las denuncias de los partidos, “aduciendo la calumnia contra un militante, dirigente, candidato o servidor público”, asentó por escrito.

Los representantes de los partidos Movimiento Ciudadano y de Encuentro Social, Pablo Gil Delgado Ventura y Jesús Ricardo Barba Parra, respectivamente, advirtieron que el CEEPAC debía cuando menos exhortar al ayuntamiento capitalino al cumplimiento de las normas en materia de propaganda.

Porque, precisó Barba Parra, la propaganda no debe atentar contra la vida íntima de personas físicas o morales, en cuyo caso “este órgano sí tiene facultades para decirle a la autoridad municipal que haga valer el reglamento”.

Sostuvo que de parte de la autoridad “sí hubo una falta”, porque los reglamentos se establecieron “para ser cumplidos, no de adorno”, subrayó.

Sometido el dictamen a votación el primer voto, de Aguilar Gallegos, fue en pro del desechar de la demanda; igual el segundo y el tercero, de Dennise Porras Guerrero y Faz Mora, respectivamente. El cuarto, de Claudia Josefina Contreras Páez fue en contra; Los de Cecilia Eugenia Meade Mendizábal y Martínez Méndez también.

En ese momento la definición quedó en manos de la presidenta, Fonseca Leal, quien de inicio lamentó la “propaganda negra” que hubo en los comicios recién celebrados en el Estado de México.

Conductas que, anticipó, “quisiera no se presentaran, de ninguna manera, en el (próximo) proceso electoral y por lo tanto mi voto es en contra”.

Así, con cuatro votos en contra y tres a favor, el CEEPAC emprenderá la indagatoria contra el Ayuntamiento, por conducto del alcalde, Ricardo Gallardo; la directora de Comercio, Dolores Eliza García Román y contra quien resulte responsable, de la exhibición de propaganda que el PAN considera difamatoria contra Maximino Jasso y  en la que ilegalmente se empleó el logotipo y tipografía oficial de Acción Nacional.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A+