La joven Marlene Priscila Espinoza García, de 23 años, que se encuentra grave en el Hospital General del Estado (HGE), luego de que hace más de tres meses le hicieron una “cirugía” con aceite para carro, tiene dos denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por inyectar a dos mujeres.

El fiscal sonorense, Carlos Navarro Sugich, dijo que las dos denuncias se interpusieron en Nogales: una en 2014 y otra apenas el 3 de agosto pasado, luego de que una de las presuntas víctimas vio la información en las redes sociales.

“Las afectadas refieren que los servicios de Marlene Priscila consistían en mejorar la estética de sus cuerpos, que esos eran los servicios que ofrecía, cirugía estética mediante inyecciones aparentemente de aceite de ganado vacuno, vendiendo de 6 mil a 3 mil pesos por litro”, informó.

Aseguró que la vida de las denunciantes no se encuentra en peligro, pero pareciera que van a requerir una cirugía para retirarles la sustancia que les fue inyectada.

Precisó que una de las denunciantes refirió haber sufrido complicaciones debido a las sustancias que se le inyectaron, y que Marlene la llevó con otra persona que no era doctor, pero ésta se negó a atenderla porque vio que el estado de la víctima era complicado.

La madre de la hoy acusada, María de Jesús García, que cuida a su hija que está internada desde el 16 de junio en el área de cirugías del HGE, aseguró que su hija fue inyectada por un travesti a quien sólo se le conoce como La Sugey.

Las dos denunciantes informaron que esos materiales se los suministraba la madre de la joven y que fue ella quien inyectó a su hija.

Sin embargo, María de Jesús García rechazó haber sido ella quien inyectó a su hija esas sustancias y dijo desconocer las denuncias que Marlene tiene en su contra.

El Universal

Leave a Reply