Terreno agrícola en Palma de la Cruz. Imagen tomada de Internet.

Jaime Nava

Sin poder desahogar pruebas testimoniales y con una invitación del magistrado del Tribunal Unitario Agrario, Juan Rodolfo Lara Orozco, para que lleguen a un arreglo conciliatorio, concluyó una audiencia más dentro del expediente 772/2018 correspondiente a la demanda que entablaron ejidatarios de Palma de la Cruz en contra de Ricardo Gallardo Juárez por el apoderamiento de tierras de uso común. 

A la audiencia, celebrada a las 9:30 horas de este día, en representación del ejido, acudieron el presidente suplente del Comisariado Ejidal, el secretario y la tesorera, acompañados por su abogado. Mientras que en representación de Ricardo Gallardo Juárez, asistió Zacarías Guillermo Martínez Salazar, empleado de su rancho y apoderado legal, quien a su vez estuvo acompañado por su abogado. 

A pesar de haber sido citados, sólo se presentó uno de los testigos ofrecidos por la parte demandada, mientras que otro de ellos, de nombre Juventino Gómez, se encontraba en la sede del Tribunal, pero antes de que comenzara la audiencia y, tras haber conversado con Zacarías Guillermo Martínez Salazar, se retiró del lugar. 

La defensa de Ricardo Gallardo Juárez se desistió del testimonio de tres personas: Aurelia Mendoza Medina, María Guadalupe Alonso Rocha y Ramiro Martínez González. La inasistencia de las dos primeras fue justificada por el abogado del ex alcalde de San Luis Potosí con el argumento de que “su avanzada edad” les impide acudir, por lo que se desistió de su testimonio. 

Sin embargo, al tercer testigo se le dedicó especial atención de parte del magistrado debido a que no pudo ser notificado. En el acta elaborada por el actuario se hizo constar que el abogado de Ricardo Gallardo Juárez manifestó que se desistía de su testimonio, y por tanto finalmente no fue notificado, por lo que –extrañado– el magistrado intervino para hacer la aclaración de que el desistimiento de una de las partes no significaba que los demandantes se desistieran también, ya que ellos también lo ofrecieron como testigo “hostil”. 

Por lo anterior, el Tribunal acordó citar nuevamente a los testigos y reprogramar la audiencia para desahogar los testimonios hasta enero del 2020. 

Antes de concluir la audiencia, el magistrado preguntó si no han tenido acercamientos para llegar a una solución. El abogado de Gallardo Juárez manifestó que la relación con el Comisariado Ejidal ha sido “fría”; contrario a lo que había argumentado en otras ocasiones en las que afirmaba que no había necesidad porque “no hay afectación a las tierras de uso común” de la que se quejan los ejidatarios. 

Por su parte, el abogado de los ejidatarios dijo que siempre han estado abiertos al diálogo y que sí han tenido pláticas, pero sin llegar a nada. En la audiencia celebrada el 15 de mayo, el presidente del Comisariado Ejidal expuso que se reunió en por lo menos tres ocasiones con Ricardo Gallardo Juárez en el rancho “El Dorado” que el ex alcalde tiene en el ejido Palma de la Cruz, con la intención de llegar a un acuerdo, sin embargo no fue posible debido a que Gallardo Juárez se negó y, en lugar de conciliar, le advirtió: “tu abogado te está engañando”, “vas a perder todo”. 

A la audiencia celebrada este día no acudió el presidente del Comisariado Ejidal por “un problema familiar”, según dijo su abogado; no obstante, ejidatarios y habitantes de Palma de la Cruz aseguraron a Astrolabio Diario Digital que, “como una medida de presión”, la empresa de la que es socio el presidente del Comisariado Ejidal fue clausurada arbitrariamente por el Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez a finales de septiembre. 

No obstante, vía telefónica, Alberto Martínez, presidente del comisariado ejidal de Palma de la Cruz, aclaró que el cierre de la empresa se debió a la falta de un documento que acreditaba su funcionamiento, por lo que, con la entrega del mismo, la situación se resolvió en sólo dos días.

“Para el tribunal sería muy grato intervenir para encontrar un acuerdo conciliatorio”, expresó el magistrado y, dirigiéndose al abogado de Gallardo Juárez, se ofreció a actuar como mediador y le pidió: “comente con el señor Gallardo para buscar juntos esa conciliación”. 

De acuerdo con la fracción IV del artículo 185 de la Ley Agraria, el Tribunal puede realizar este tipo de exhortos en cualquier momento antes de pronunciar el fallo. 

El 9 de noviembre el juicio contra Ricardo Gallardo Juárez cumplirá un año. Tiempo en el que el ex alcalde de Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí no se ha presentado a ninguna audiencia, ni siquiera al desahogo de la prueba confesional en la que se le declaró “confeso fictamente” por no haber asistido. 

Nota aclaratoria

Al respecto, Alberto Martínez Mata, presidente del consejo de administración de Arenera la Palma, pidió que se anexara la siguiente nota aclaratoria:

Por medio del presente oficio vengo a presentar a manera de nota aclaratoria y a inconformarme por lo vertido en la publicación de su medio de información Astrolabio, titulada : Juicio de ejidatarios contra Gallardo se va hasta el 2020 Específicamente en el párrafo que a continuación se cita:

A la audiencia celebrada este día no acudió el presidente del Comisariado Ejidal por “un problema familiar”, según dijo su abogado; no obstante, ejidatarios y habitantes de Palma de la Cruz aseguraron a Astrolabio Diario Digital que, “como una medida de presión”, la empresa de la que es socio el presidente del Comisariado Ejidal fue clausurada arbitrariamente por el Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez a finales de septiembre.”

Manifiesto:

Me deslindo totalmente de lo expresado en dicha publicación ya que, como ahí se puede leer, yo, Alberto Martínez Mata, No acudí a la audiencia que se menciona por motivos personales “un problema familiar”, por lo cual no pude haber emitido ninguna opinión a nombre del ejido Palma de la Cruz S.D.G.S del cual soy presidente del comisariado ejidal, tampoco pude emitir opinión a nombre de la empresa arenera la Palma, SA de CV, a la cual represento, así como tampoco emití opinión alguna en contra del Municipio de Soledad de Graciano Sánchez.