Astrolabio

Por Victoriano Martínez

Si alguien pensaba que la presencia de Oscar Vera Fabregat en la actual Legislatura como diputado ya no se notaría luego de que anunció que se pasaría al papel de asesor de la diputada por su partido, Ma. Elena Ramírez Ramírez, puede consultar la Gaceta Parlamentaria para la sesión del Congreso del Estado de este jueves para darse cuenta que la Legislatura cambió… y Oscar Vera sigue ahí.

Este 30 de septiembre, en la que será la tercera sesión ordinaria de la LXIII Legislatura, el día que Ramírez Ramírez cobrará su primera quincena como diputada, y seguramente su asesor Vera Fabregat también, exhibirá en el Pleno el producto del trabajo de su asesor de lujo: 13 de las 27 iniciativas que serán presentadas llevan el sello de su antecesor.

Las iniciativas presentadas por la diputada del partido del que Vera Fabregat es propietario ocupan 51 de las 137 páginas que componen la Gaceta Parlamentaria. El 37.23 por ciento del espacio utilizado para ese documento lo acapara la diputada por el Partido Conciencia Popular.

¿Mucho trabajo legislativo del asesor? Tanto como la inercia de presentar iniciativa a granel para aparentarlo y tratar de generar la impresión de que se hace mucho.

El acto de simulación, al que suelen recurrir gran parte de los diputados en una falsa carrera por buenos indicadores que lo único que exhibe es su poca visión para atender las verdaderas necesidades de adecuaciones al marco normativo del Estado, queda expuesto, de entrada, en los temas que se abarcan.

De las 13 iniciativas que presentará este jueves Ramírez Ramírez, la totalidad se refieren a modificaciones a la Ley Electoral del Estado. En diez de las iniciativas se propone la modificación de un solo artículo, en otras dos se modifican dos artículos y en una más se proponen cambios en siete artículos.

En lugar de presentar una sola iniciativa relativa a la Ley Electoral en la que se argumenten los 21 cambios propuestos –algunos de mera forma cual si el proceso legislativo pudiera ser usado como medio para prácticamente fes de erratas–, en un estilo inaugurado por Vera Fabregat hace 18 años, separa lo más posible las propuestas para aumentar una contabilidad inútil.

La de Ramírez Ramírez es la primera gran contribución a la acumulación de iniciativas que, en las postrimerías de la Legislatura habrán de inflar el rezago Legislativo.

Las otras contribuciones fueron cortesía de los diputados José Antonio Lorca Valle, con tres; José Ramón Torres García, con dos; Gabriela Martínez Lárraga, con dos, una acompañada de dos ciudadanas; Liliana Guadalupe Flores Almazán, con dos; Juan Francisco Aguilar Hernández, con una, y los integrantes del grupo parlamentario del PRI, con una.

Del ya ex gobernador Juan Manuel Carreras López ingresarán dos iniciativas que envió desde la semana pasada, y José Mario de la Garza Marroquín, quien encabeza el proyecto Congreso Calificado, con una más.

Llama la atención el caso de la diputada Flores Almazán, quien propone modificaciones a la Ley de consulta Indígena para “sustituir el término “indígena” por el concepto “pueblos originarios” así como las referencias alusivas, con el fin de promover una visión incluyente y plural sobre estos pueblos”.

La propuesta incluye además cambiar la denominación de la Ley para que ahora se llame Ley de Consulta de los Pueblos Originarios.

El contraste aparece en la iniciativa presentada por el grupo Parlamentario del PRI para modificar reformar la fracción XII del artículo 124 de la Ley de Transporte Público para que en los consejos municipales de Transporte Público, “en el caso de los municipios con presencia indígena, la persona Titular del Departamento de Asuntos Indígenas Municipal”.

Flores Almazán dirá que tal iniciativa ex discriminatoria por carecer del término incluyente que ella propone, por lo que tendría que decir “en el caso de los municipios con presencia de pueblos originarios, la persona Titular del Departamento de Asuntos de Pueblos Originarios Municipal”.

Curiosidades producto de la “iniciativitis”, mejor conocida entre la burocracia del Congreso del Estado como “diarrea legislativa”, que se inaugura desde la tercera sesión ordinaria que tendrá el día de hoy la LXIII Legislatura.

A+