Astrolabio

Antonio González Vázquez

Los embates de la criminalidad son asoladores por necesidad; destruyen y avasallan a su paso por estos lares. Desde las instancias gubernamentales se admite que la actividad delictiva es alta y creciente, pero enseguida buscan el consuelo en la comparativa con otras entidades donde el desastre es mayúsculo.

Sin embargo, los acontecimientos sangrientos ahí están, podrían ser menos que en otros lados, pero el relato de lo ocurrido en San Luis Potosí no deja de ser lúgubre y atroz, como lo muestra la nueva entrega de la lúgubre Crónica de Ejecutados.

En la comunidad Las Jarillas, delegación de Bocas, municipio de la capital, un adolescente de 16 años de edad y un joven de 20, fueron asesinados con disparos de armas de fuego; sus cuerpos fueron hallados por la mañana del 26 de junio, en la calle 20 de noviembre, a unos metros de las vías férreas México-Nuevo Laredo. Ambos cuerpos presentaban heridas por proyectiles en la espalda.

Un joven de 20 años de edad conducía un Camaro ilegal y cuando transitaba por la avenida Constitución y de la calle Marconi, en la zona de la colonia Simón Díaz, salió otro vehículo desde el cual fue rafagueado. Eran las diez de la noche del 27 de junio. La policía encontró en el lugar del crimen, quince casquillos percutidos de armas de fuego.

Por la mañana del 28 de junio, un hombre salió de su domicilio de la calle Valle de San Francisco, colonia Los Silos, municipio de la capital; ya lo estaban esperando unos sujetos que, al verlo, le dispararon para darle muerte.

Sujetos armados a bordo de una camioneta llegaron a la cancha de basquetbol de una escuela preparatoria en el municipio de Santo Domingo. Era la madrugada del 30 de junio, cuando concluía un baile organizado por la comunidad estudiantil del plantel educativo. Abrieron fuego contra un grupo de personas y mataron a dos asistentes y uno más resultó herido.

En un predio de la comunidad Agua Buena, municipio de Tamasopo, durante la mañana del 1 de julio, fueron hallados los cuerpos de cuerpos masculinos torturados, maniatados y ejecutados con armas de fuego. A unos metros, un helicóptero de una empresa turística fue consumido por el fuego. De acuerdo con una versión de la policía, los cuerpos habrían sido abandonados en ese lugar. El helicóptero estaría “estacionado” en el lugar y los presuntos criminales le prendieron fuego.

Dos jóvenes bebían unos refrescos afuera de una tienda de abarrotes en la calle Nezahualcóyotl, colonia Pueblo Nuevo, municipio de Tamuín. En eso, fueron atacados a tiros por hombres armados desde un vehículo. Aldo G. de 20 años murió en el lugar y otro joven herido fue trasladado a un hospital. Los hechos, por la mañana del 4 de julio.

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) localizó en un predio de la comunidad El Chaparral, municipio de Tamazunchale, una fosa clandestina en la que recuperaron dos cuerpos en avanzado estado de putrefacción. El hallazgo, por la tarde del día 4 de julio.

Por la noche del 5 de julio, un par de trabajadores regresaban a su casa en la cabecera municipal de Cerro de San Pedro, cuando de un auto compacto descendieron dos sujetos que les reclamaron entregaran sus pertenencias, se opusieron y en el jaloneo, uno de los ladrones sacó una pistola y dio muerte a una de sus víctimas, mientras que el otro resultó herido. Los delincuentes huyeron.

Un hombre de 48 años de edad fue asesinado con arma de fuego en un condominio ubicado en la calle San Fernando, colonia Sauzalito, municipio de la capital. Uno de sus vecinos con el que había tenido un altercado le disparó en el pecho para cegarle la vida.

Un hombre de 29 años de edad, de oficio lava coches, fue asesinado hacia el mediodía del 6 de julio en la calle Octava de la colonia San Luis, municipio de la capital. Mientras trabajaba, llegó un individuo armado y le disparó a quemarropa.

El día 7 de julio, la policía encontró un cadáver en el interior de una vivienda de la calle 14 de febrero, colonia Primero de mayo, municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Vecinos del lugar avisaron a la policía que se habían escuchado disparos de armas de fuego. Al llegar al sitio, ingresaron al domicilio donde encontraron el cuerpo con tres heridas provocadas por arma de fuego.

A la orilla de la carretera Libramiento Valles, tramo La Calera, municipio de Ciudad Valles, fue abandonado el cuerpo de un hombre de unos 25 años de edad, torturado y asesinado. Tenía un disparo en el tórax. El hallazgo, a las cinco de la tarde del 7 de julio.

José de 32 años de edad tomaba el fresco de la noche afuera de su casa en la colonia rural La Cofradía, municipio de Rioverde. Eran las diez de la noche del 8 de julio y por el lugar cruzó una motocicleta con dos sujetos a bordo y lo atacaron con sus armas de fuego. Recibió tres disparos y se deslomó en el rellano de la casa.

Como a las nueve de la noche del 9 de julio, un grupo de jóvenes se habían reunido en el Andador Desierto de Gila, colonia Cactos del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, lugar al que llegaron dos sujetos a bordo de varias motocicletas y al verlos, empezaron a disparar. En el ataque murió un joven de 21 años de edad y dos más salieron gravemente heridos.

Por la noche del 10 de julio, en un predio conocido como Nogalia, comunidad de Jassos, municipio de la capital, fue localizado un cuerpo humano desmembrado. Horas después, ya en la madrugada del lunes 11 de julio, fue localizada una cabeza humana encima de una camioneta de la Policía de Investigación que estaba estacionada en la esquina de las calles Xóchitl y Bocanegra, cerca de la sede del Edificio de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado. Se reportó que se investiga si la cabeza corresponde al cuerpo descuartizado.

Elementos de la Guardia Nacional y de la Guardia Civil Estatal atendieron un llamado de apoyo de policías del municipio de Rioverde que había sido alertada de una balacera en la comunidad San José del Tapanco. En ese lugar, sostuvieron un enfrentamiento con sujetos armados que viajaban en una camioneta con placas del Estado de México. El intercambio de fuego dejó saldo de un muerto; tres presuntos delincuentes fueron detenidos y les aseguraron armamento y equipo táctico. Los hechos, hacia la medianoche del 11 de julio.

En el fondo de un pozo seco ubicado en un predio de la colonia División del Norte, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, fue descubierto el cadáver de un hombre que era consumido por el fuego. Hacia el mediodía del 13 de julio, los vecinos llamaron a la policía pues se percibía en el humo un olor extraño y, en efecto, confirmaron que se trataba de un cuerpo que estaba parcialmente consumido por las llamas.

Un hombre de unos 30 años de edad avanzaba por la acera de la calle López de Lara en la colonia El Paseo, municipio de la capital. Serían las diez de la noche del 14 de julio y todo parecía normal hasta que aparecieron dos sujetos a bordo de una motocicleta y le dispararon a corta distancia para luego huir. El cuerpo quedó tendido con tres disparos.

Al anochecer del 14 de julio, en vía lateral de la carretera 57 San Luis-Querétaro, tramo Villa de Pozos, municipio de la capital, presuntos delincuentes se enfrentaron a tiros, al llegar elementos de distintas corporaciones al lugar de los hechos, en un vehículo encontraron el cuerpo de un hombre sin vida, se detuvo a dos sujetos y dos más que estaban heridos fueron trasladados a un hospital. La Fiscalía General del Estado inició las investigaciones del hecho criminal.

A unos minutos de la medianoche del 14 de julio, sujetos armados entraron a una casa de la calle Prados de Gacuayán, colonia Prados de Oriente, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, donde acribillaron al inquilino del inmueble.

En una acera de la calle Camino Viejo a Guanajuato, colonia Las Pilitas en la capital del estado, fueron hallados los restos de un hombre asesinado; el cuerpo maniatado estaba envuelto en una cobija. A unos metros del cadáver, la policía ubicó casquillos percutidos de arma de fuego. El descubrimiento, por la noche del 15 de julio.

Dos sujetos armados se apearon de una motocicleta y anduvieron solo unos pasos para ingresar a la cervecería donde vieron al propietario en la barra y seguido le dispararon. Intentó huir y salió a la calle 84, pero lo alcanzaron para eliminarlo. Los hechos, a las seis de la tarde del 17 de julio en la colonia Prados de San Vicente II Sección, en la capital del estado.

Un grupo de jóvenes integrantes de una pandilla consumían bebidas embriagantes junto al condominio de Plaza del Cóndor, en la colonia Prados de San Vicente II Sección. Eran alrededor de las cinco de la tarde del 17 de julio, cuando por el lugar pasaron miembros de otra pandilla y sin más, se enfrascaron en una riña en la que salieron a recluir armas de fuego y empezaron los disparos. Un hombre perdió la vida y dos resultaron heridos.

Un hombre de 26 años de edad fue eliminado en el interior de su vivienda durante un ataque de dos sujetos armados. A las dos de la mañana del 20 de julio, los agresores irrumpieron a un domicilio de Privada de López, colonia Julián Carrillo en la capital del estado para asesinarlo de tres disparos en el pecho y cabeza.

En un camino de terracería del fraccionamiento Puerta Real, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, fue hallado el cadáver embolsado de un hombre ejecutado. La víctima tenía el rostro tapado con cinta y estaba atado de las manos, yacía entre montones de materiales de desechos de la construcción. Unos transeúntes descubrieron la bolsa porque sobresalía un miembro del cuerpo. El hallazgo, a las cinco de la tarde del 22 de julio.

Por la mañana del 23 de julio, un hombre salía de su domicilio en la calle Francisco Villa, colonia 21 de marzo en Soledad de Graciano Sánchez. Ya lo esperaban dos sujetos a bordo de un vehículo y al verlo, lo rociaron de balas. Cayó muerto instantáneamente. La policía encontró en el lugar una docena de casquillos percutidos de armas de fuego.

A+