Leticia Vaca

“Hoy votaron para seguir propiciando y abonando a este clima de violencia contra las mujeres”, sentenció la activista y feminista Arely Torres Miranda, respecto a la votación para que las iniciativas que proponían la la despenalización del aborto fueran desechadas. 

Torres Miranda criticó que los diputados que avalaron los dictámenes,  basaron su voto en su opinión personal: “fue la base fundamental de sus argumentos, totalmente falta de apego a derecho. Es vergonzoso. Más allá de que sea una iniciativa que yo haya promovido junto con la diputada Alejandra o la que mis compañeras feministas promovieron con el diputado Carrizales Becerra, me parece un insulto a la legislatura, a la investidura de legisladoras y legisladores; sus argumentos son de verdad de un nivel bajo de conocimientos de lo que implica los Derechos Humanos”, criticó. 

Asimismo, calificó como una irresponsabilidad el estar en contra de garantizar los derechos humanos para todas las personas, ya que “en repetidas ocasiones mencionaron, por ejemplo el diputado Vera (Oscar Vera Fabregat), que era católico, eso es violatorio de derechos humanos, los argumentos son de muy bajo nivel”. 

Además, criticó la postura de la diputada Laura Patricia Silva Celis, quien opinó que la pobreza no tienen que ver con la práctica de un aborto, ya que “por supuesto que la pobreza es una condición de vulnerabilidad, las mujeres pobres son las que han sido criminalizadas, las mujeres ricas se pagan un viaje a la Ciudad de México y se pagan un aborto”. 

Pese a que dijo ya se auguraba este resultado, debido a la intervención de actores católicos y empresariales que no abonaron en la aprobación de la despenalización del aborto, aseguró que “sin duda no nos vamos a rendir, hay caminos tanto jurídicos y para protección a los Derechos Humanos y los Derechos de las mujeres, seguramente estaremos platicando”. 

Finalmente, recordó que las feministas y activistas “siempre hemos dicho con ley o sin ley,  el aborto es un derecho de las mujeres”.

 Verdad demagógica

Aparte, Urenda Queletzú Navarro Sánchez, activista y feminista, lamentó que “un sector de una bancada que había en su momento en tiempos de campaña posicionado el tema del aborto, permita que otro partido político como el PAN le instruya la agenda y sobre todo una agenda que busca construir una verdad demagógica al aseverar que los estudios científicos demuestran situaciones que evidentemente no son, y argumentar que se está en todo caso respondiendo a una falsa argumentación en torno al derecho a la vida”. 

Lamentó que se advierte que los diputados y diputadas panistas saben que no les asiste la razón, continúan con su postura “antiderechos” porque apelan al voto duro que tienen en un sector de la población y “apelan entre otras cosas a creencias no a derechos”. 

Navarro Sánchez agregó que el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres tiene que incluir el derecho a la decisión y en consecuencia a todo lo que implica ese reconocimiento, como lo es el aborto.