Foto tomada de internet

Antonio González Vázquez

Mujeres asesinadas con brutalidad, hombres decapitados o incinerados, acribillados o acuchillados. Cuerpos desmembrados y otros descubiertos ya putrefactos. Amortajados en sábanas o cobijas, atados con sogas o cinta, los cuerpos abandonados en cualquier parte; las víctimas de las ejecuciones que desde iniciado el sexenio no paran. Mes a mes más muertes, más ejecutados. Es la crónica mensual de ejecutados en San Luis Potosí.

Vecinos de la comunidad de la Tinaja en el municipio de Ahualulco dieron aviso a la policía de esa localidad de un hallazgo espeluznante. Daban las nueve de la mañana del día 26 de febrero cuando vieron en la ladera de un camino un bulto atado con mecates y envuelto en cobijas y bolsas. Les dio la impresión de que se trataba de un cuerpo humano y en efecto, al llegar la policía confirmó que se trataba de una víctima más de la violencia. Un hombre fue asesinado y después, encobijado.

A las seis de la mañana del día 26 de febrero, Carlos Emmanuel Llamazares, alcalde del municipio de Xilitla en el período 2009-2012 falleció tras una larga agonía. El ex edil había sido agredido por un hombre armado en un bar, propiedad del político, en la cabecera de ese municipio de la región Huasteca. Durante la madrugada del pasado domingo 24 de febrero, el ex alcalde estaba en su negocio cuando ingresó un hombre con quien discutió y en respuesta, le disparó hasta en cinco ocasiones.

El político fue internado de emergencia en un hospital del municipio de Ciudad Valles donde falleció durante la mañana de este martes. Llamazares había sido candidato a la presidencia municipal por segunda ocasión en las elecciones de julio del 2018 y fue postulado por el Partido Nueva Alianza. En 2009 había ganado las elecciones, pero por el Partido Revolucionario Institucional.

A eso de las once de la mañana del día 28 de febrero un hombre de 51 años de edad fue acribillado. Caminaba por la acerca de la calle Montes Kelut y al llegar a la esquina de Cordillera del Choco del fraccionamiento Lomas Tercera Sección, hombres armados que viajaban en dos vehículos le dispararon para darle muerte.

Caía la noche del día 28 de febrero en Ciudad Satélite. Un hombre de unos 40 años de edad era objeto de una paliza por una muchedumbre de habitantes de la colonia Urbi Villa Real. Lo habían señalado de ser presunto agresor sexual y se lanzaron en su contra y lo golpearon de tal modo que le provocaron la muerte. Cuando la policía lo rescató de la horda para llevarlo a salvo a una caseta de policía, falleció.

En una acera de la colonia Ponciano Arriaga quedó tendido el cadáver de un hombre que fue asesinado a tiros. Era la noche del día 2 de marzo, los vecinos salieron de sus casas para observar la escena; dos agentes de la policía municipal alumbraban con sus linternas el cuerpo de la víctima que no fue identificada. Otro crimen en la ciudad.

En un intento de asalto un hombre fue asesinado durante la madrugada del día 4 de marzo en la calle General Fierro de la colonia El Saucito. Habitantes de esa calle alertaron a la policía porque habían escuchado cierto escándalo entre varias personas que discutían airadamente, pero cuando llegaron los primeros elementos de la policía capitalina, el cuerpo tendido en la calle ya tenía una veladora y estaba cubierto con una sábana que le tendieron porque ya había muerto.

Entre la maleza de un predio en la comunidad de La Primavera, vecinos del lugar encontraron los restos en estado de descomposición de un hombre que, según la policía, tendría unos 50 años de edad. El hallazgo ocurrió poco después de las seis de la tarde del día 4 de marzo en el municipio de Tamuín. El cuerpo presentaba en la cabeza disparo de arma de fuego.

Muy temprano el día 5 de marzo en el borde norte de la Laguna de Los Patitos del municipio de Tamuín, fue descubierto el cuerpo de un joven de unos 20 años de edad, estaba postrado de rodillas con la cabeza tocando el suelo. Le habían disparado en la nuca. La clásica ejecución.

Estaban por dar las diez de la noche del día 6 de marzo cuando se escucharon disparos en un sector de la colonia Morelos II en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez; el estruendo de las armas atemorizó a los vecinos que dieron alerta a la policía. Minutos después en un lote cubierto de maleza quemada por el frío, fue descubierto el cuerpo de un hombre que fue la víctima propicia de la ráfaga.

Tres cuates entraron a un tendejón a comer. Ya eran las tres de la tarde y decidieron saciar el hambre con pollo asado y carnitas. Se sentaron a la mesa y mientras les servían platicaban, pero de la charla amigable pasaron a una tensa discusión y al final llegaron a los golpes y luego a las armas. Todo en cuestión de minutos. A eso de las tres de la tarde del día 8 de marzo en un camino entre las comunidades de Peñasco y Milpillas, en la parte limítrofe de la capital y Mexquitic. Dos de los que hasta ese momento eran amigos, murieron y otro más resultó herido, pero éste, murió también, un día después en el hospital. La policía encontró en el lugar proyectiles percutidos de armas cortas.

A las ocho de la mañana del día 11 de marzo habitantes de la colonia La Virgen en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, muy cerca del Antiguo Camino a Cerro de San Pedro, dieron aviso a la policía del hallazgo del cuerpo de un hombre en un lote baldío. El cuerpo correspondía a un hombre de unos 25 años de edad y estaba atado con una soga de las manos y las piernas. Quedó postrado con el rostro en la tierra y a su lado, la policía pudo identificar rastros de sangre.

Por la mañana del día 12 de marzo, en un solar desolado de la comunidad de El Palmar en el municipio de Rioverde, fue localizado el cuerpo sin vida de un hombre de no más de 30 años de edad. Estaba postrado entre la maleza seca del lugar hasta donde llegó la policía para confirmar que se trataba de un ejecutado al que incluso, le cortaron un brazo.

Medio oculto entre algunos arbustos en la comunidad de El Aguacatal perteneciente al municipio de Villa de Zaragoza fue localizado un cuerpo en avanzado estado de descomposición. Por la tarde del día 12 de marzo, habitantes de ese lugar avisaron a la policía y era ya tal el nivel de degradación del cadáver que no fue posible identificarlo.

Por la noche del día 14 de marzo, habitantes del ejido La Escondida en el municipio de Tamuín denunciaron ante la policía el hallazgo de restos humanos en un predio de esa localidad. Ya por la mañana del día 15, personal de la policía encontró en el lugar restos óseos de un hombre cuyo cráneo presentaba un orificio por proyectil de arma de fuego en la cabeza.

Como a las 11 de la mañana del día 17 de marzo en campo yermo y seco, la policía encontró dos bolsas de hule negro. Habitantes del ejido Maravillas habían dado aviso de que cerca de la comunidad de Las Moras estaban esas bolsas y que despedían un aroma más que nauseabundo. Los agentes abrieron una bolsa y encontraron la cabeza de una mujer, su boca estaba taponada con cinta y en la otra bolsa, había miembros cercenados de su cuerpo. El hallazgo, en los límites de Soledad de Graciano Sánchez y Mexquitic. La Fiscalía abrió una carpeta de investigación bajo protocolo de feminicidio.

En el amanecer del día 18 de marzo, un joven de 19 años de edad fue asesinado arteramente con el disparo de arma de fuego en la cabeza. Su cuerpo quedó tendido sobre la acera de la calle Valle de Anáhuac en la colonia Hogares Ferrocarrileros de la zona metropolitana de la capital y Soledad.

Entre las zarzas y matorrales secos de un baldío de la colonia El Peñón en la capital del estado, la policía encontró el cuerpo decapitado de un hombre. El cadáver no identificado estaba desnudo de la cintura al tórax, le cercenaron un brazo; era presa ya de la fauna del lugar. Elementos de la Dirección de Seguridad Pública del Estado descubrieron el cuerpo y avisaron a la Fiscalía, era la madrugada del día 22 de marzo.

José tenía 52 años de edad y había desaparecido desde el día 14 de marzo. Vivía en la colonia Guadalupe en el municipio de Matehuala. Por la mañana del día 22 de marzo fue encontrado muerto en un camino rural de la comunidad de Luis N. Morales. Su cuerpo estaba envuelto en una sábana y presentaba múltiples lesiones por arma blanca, principalmente en el abdomen y en el pecho.

Hacia el mediodía del 23 de marzo asesinaron a un hombre en la colonia Progreso. El cuerpo quedó tendido en una acera de la calle Curie a unos metros de la avenida Salk; lo asesinaron con arma blanca. La capital cada vez más violenta.

Como a las ocho de la noche del día 24 de marzo, la policía encontró el cuerpo de un hombre asesinado en la comunidad de Coahuila, municipio de Zaragoza. La víctima presentaba golpes en todo el cuerpo y la cabeza había sido destrozada a pedradas.

En un camino de la comunidad de Escalerillas en la capital del estado, fue localizado en el interior de una camioneta el cuerpo de un hombre ejecutado. Los criminales prendieron fuego a su víctima y después a la unidad. Por la mañana del día 25 de marzo, se alertó a la policía sobre el hallazgo. La camioneta estaba a la vista desde la carretera San Luis-Lagos de Moreno, Jalisco. La unidad portaba placas de esa entidad.

Una adolescente de 16 años de edad fue asesinada en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Su cuerpo fue encontrado en el interior de una vivienda en la calle de Aldama a solo unas cuadras de la presidencia municipal. El cuerpo de la chica quedó recargado en un muro de ladrillo y con un montón de ropas encima. La Fiscalía General del Estado inició investigaciones bajo el protocolo de feminicidio, pero no dio detalles de las causas de la muerte.