Antonio González Vázquez

La tragedia está en todos lados. No es suficiente con una pandemia mortal para entender que la muerte está también en todos lados; realidad sombría que lleva a provocar horror e indignación. Crímenes inauditos han segado la vida de mujeres, adolescentes, jóvenes y hombres en cualquier zona del estado. Violencia cruda en su máxima expresión en un relato más del mes a mes de la crónica de ejecutados donde ya no hay lugar para el asombro. Violencia descarnada, muerte sin fin, es el relato de un sexenio que no puede ocultar su fracaso en materia de seguridad. Aquí el más reciente recuento.

Una joven mujer de 23 años de edad fue asesinada en un ataque de sujetos armados que la atacaron cunado estaba acompañada de un hombre de 33 años de edad que resultó gravemente herido. El suceso, durante la madrugada del 28 de junio en la calle Adolfo Ruiz Cortines de la colonia San Antonio, municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Habitantes de esa calle escucharon la detonación de armas y al apagarse el estruendo, salieron a la calle a ver lo que había ocurrido y lo que vieron fue dos cuerpos tendidos en el piso, por lo que de inmediato dieron aviso a la Policía.

En la calle de Juan Álvarez, casi esquina con 20 de Noviembre, en la capital del estado, convivían unos jóvenes a las puertas de una casa. Eran las nueve de la noche del 28 de junio y, frente a ellos, se detuvo un auto compacto desde donde unos sujetos armados abrieron fuego para en instantes darse a la fuga. El saldo, un adolescente y un joven de dieciséis y veintidós años masacrados y uno más herido.

Unos jóvenes pasaban la tarde del día 28 de junio en la calle Plan de Iguala de la colonia Santa Fe en la capital del estado, de pronto, aparecieron unos sujetos armas en mano y empezaron a disparar, uno cayó abatido en el lugar de los hechos y dos más fueron trasladados a un hospital con heridas graves.

Un hombre de 35 años de edad fue abatido a tiros cuando estaba recargado en el umbral de su casa. Eran las 10 de la noche del 29 de junio, estaba afuera y de súbito, en frente de él paso una motocicleta desde la cual un sujeto le disparó reiteradas veces. El cuerpo se desplomó junto a la puerta de la casa marcada con el número 316 de la calle de Aldama en la cabecera municipal de Matehuala.

Dos sujetos armados descendieron de una camioneta pick up en la calle Puebla de la colonia Aviación, municipio de Ébano; se acercaron aun hombre de unos 40 años de edad y sin más lo acribillaron. Los hechos, por la mañana del 29 de junio; uno de los disparos dio certero blanco en la cabeza.

Una joven de apenas 19 años de edad, con embarazo de seis meses, fue asesinada en el ejido El Platanito, municipio de El Naranjo. Murió desangrada al sufrir dos heridas con arma blanca en el cuello y el mentón. Su cuerpo fue descubierto en la noche del día 30 de junio por el padre de la víctima en el interior de su vivienda en la calle Emiliano Zapata donde vivía Emma Nohemí, quien por los primeros indicios de la investigación habría sido asesinada por un familiar lejano.

En la madrugada del 1 de julio, un hombre de 25 años de edad fue asesinado cuando caminaba por una calle del barrio San Miguel, municipio de Tamazunchale. Iba de regreso a su casa, pero sus atacantes se lo impidieron al asestarle tres disparos de pistola.

Poco antes de las cinco de la mañana de 1 de julio, la Policía recibió un reporte de alerta por el hallazgo de restos humanos en la parte alta del puente de la carretera San Luis-Querétaro, frente a la Delegación de La Pila. En el lugar, fueron ubicados restos humanos sobre la carretera y otros en el interior de bolsas y correspondían a dos hombres no identificados. La escena dejo daños colaterales, pues un hombre que conducía su motocicleta derrapó al pasar sobre algunos restos, y al caer murió.

Hombres armados ingresaron a una taquería ubicada en el bulevar Carlos Jonguitud Barrios en el municipio de Rioverde y abrieron fuego en contra de un joven de 24 años de edad que se encontraba en ese lugar. Eran como las cinco de la tarde del 1 de junio; la víctima fue trasladada a un hospital, pero al llegar a éste ya había fallecido.

Como a las 11 de la mañana del 1 de junio, en un negocio de venta de materiales para la construcción ubicado en la calle Horacio Sánchez Unzueta colonia Popular Solidaridad en el municipio de Ciudad Valles, fue asesinado un comerciante de 40 años de edad. Sus agresores ingresaron al establecimiento y, al identificarlo, le descargaron sus armas.

Un hombre no identificado fue ejecutado, su cuerpo, envuelto en bolsas plásticas negras fue introducido en un tambo de basura. Fue localizado a las diez de la mañana del 2 de julio en un baldío de la comunidad de Rivera, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, a unos metros del periférico y conclusión del bulevar del rio Santiago.

Un camino desolado del ejido Montecillos, municipio de Ciudad Valles, fue el destino final de un joven de 18 años de edad que fue ejecutado; sus restos fueron ubicados a las ocho de la mañana del 3 de julio. La Policía dio con el cadáver que estaba maniatado de pies y manos y presentaba múltiples heridas provocadas por actos de tortura.

En el amanecer del 5 de julio, un joven de 20 años de edad fue asesinado en la calle 34 de la colonia Prados San Vicente en la capital del estado. Sin saber lo que la madrugada le deparaba, caminaba rumbo a su casa cuando unos sujetos le cerraron el paso y le dispararon a quemarropa.

Un adolescente de 17 años de edad fue asesinado en la calle Cuarta Cerrada del Ajusco de la colonia San Angelín, en la capital del estado. Junto con un compañero, departían afuera de su casa cuando llegaron al lugar dos sujetos y les dispararon. El más joven resultó herido y fue internado en estado delicado en un hospital. Los hechos, por la noche del 5 de julio.

Por la noche del 5 de julio, jóvenes de dos bandas se encontraron en calles de la colonia Jardines del Rosario en la capital del estado; de la riña un joven de 22 años perdió la vida víctima de lesiones con arma blanca.

Al mediodía del 6 de julio, habitantes de la comunidad de Terreros, Delegación de La Pila en la capital del estado, dieron aviso a la Policía acerca del hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre; sus restos habían sido abandonados en una zona en despoblado de esa comunidad. La Policía constató que la víctima un hombre de unos 30 años de edad, había sido asesinado con disparos de arma de fuego.

Como a las nueve de la noche del 8 de julio, en la calle Benemérito de las Américas en la cabecera municipal de Villa de La Paz fue abatido a balazos por dos sujetos que se trasladaban en una motocicleta. La víctima, un hombre de 25 años de edad caminaba por la acera cuando fue alcanzado por las balas.

En un predio de la colonia Antorcha Popular en la capital del estado, la Policía constató una llamada de alerta que habían recibido por la mañana del 9 de julio, en la que se avisó del hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre. Entre cúmulos de desechos de materiales de construcción, estaba el cuerpo de la víctima, de unos 30 años de edad que presentaba disparos de arma de fuego en la cabeza.

Casi a la medianoche del 10 de julio, en la calle Carlos Diez Gutiérrez de la colonia Julián Carrillo en la capital del estado, un hombre fue asesinado por sujetos armados que le dispararon y provocaron varias heridas en el cuerpo. La Policía no identificó a la víctima, de unos 25 años de edad.

En la calle Privada Juvenil, próxima a la plaza principal de Soledad de Graciano Sánchez, unos tipos que viajaban en un par de motocicletas abrieron fuego contra tres jóvenes que caminaban por la acera de esa calle. En el ataque murió uno y dos resultaron gravemente heridos. Los hechos, el 10 de julio.

Un hombre bebía unas cervezas afuera de su casa en la calle Carrizal, de la colonia Rivas Guillén del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, pero a eso de las 10 de la noche del 11 de julio, se le acercaron unos sujetos, uno de ellos sacó su arma y le disparó a quemarropa.

Unos sujetos actuaron de manera coordinada para asesinar a dos jóvenes en distintos domicilios de la colonia Simón Díaz en la capital del estado. Por la madrugada del 12 de julio, con diferencia de minutos, atacaron con armas de fuego a sus víctimas, una en la calle Camino Antiguo al Aguaje y el otro, en la calle Marconi. Las víctimas, jóvenes de entre 20 y 25 años de edad.

Un hombre de 67 años de edad y su hija de 36, viajaban en una camioneta tipo suburban y a la altura del Centro Estatal de Convenciones, sobre el Periférico, otro vehículo, al alcanzarlos les cerró el paso al tiempo que abrieron fuego en su contra; la unidad perdió el control y se detuvo frente a un talud de roca mientras que los agresores huyeron. Ambos eran vecinos de la comunidad de Tierra Blanca y murieron en el lugar de los hechos al recibir diversas cargas de plomo. Los hechos, a las seis de la tarde del 12 de julio.

En la calle Plan de Ayutla en la fracción de El Saucito, en la capital del estado, por la mañana del 12 de julio, hombres armados atacaron un vehículo que estaba estacionado y era ocupado por un oficial de Custodia de la Penitenciaría del Estado. En el ataque, murió un menor de edad y el elemento de seguridad resultó herido.

El cuerpo de un hombre encobijado y entambado fue ubicado a las ocho de la noche del 15 de julio en un predio abandonado de la colonia Industrial San Luis. En un claro de ese lugar en la calle Chichimecas fue abandonado el cadáver de un hombre que no identificado.

El cuerpo de una mujer de 45 años de edad, maniatada y torturada, fue localizado por la tarde del 15 de julio en una nopalera de la comunidad Capulines en la capital del estado. La mujer habría sido asesinada y después el cuerpo fue abandonado en ese lugar a unos metros del Camino al Desierto, no muy distante del Periférico Norte. La Policía reportó que la mujer fue asesinada con arma blanca, la herida mortal la recibió en el cuello aunque también presentaba signos de tortura.

En la víspera de la medianoche del 16 de julio, una mujer y un hombre fueron asesinados en el interior de su casa en la calle Estaño de la Colonia Morales. Los vecinos escucharon detonar de armas y después avisaron a la policía. La Fuerza Metropolitana se hizo presente y encontraron los cuerpos tendidos en una habitación; presentaban diversas heridas provocadas por arma de fuego.

A las ocho de la mañana del 18 de julio fue ubicado el cadáver de un hombre no identificado; fue asesinado a golpes de objetos contundentes y su cuerpo abandonado en el lindero de un campo llanero de fútbol en la colonia Villa Alborada en la capital del estado. Los golpes mortales fueron asestados con piedras en la cabeza.

Una menor de seis años de edad murió durante un ataque armado de unos sujetos a una vivienda en la colonia Nuevo Morales en la capital del estado. En la madrugada del 19 de julio, se realizaba una fiesta en la que participaban varias familias, cuando de súbito irrumpieron unos sujetos que tras discutir con uno de los asistentes, decidieron abrir fuego para dar muerte a la menor, otra más de 13 años resultó gravemente herida, al igual que un hombre y tres mujeres adultas.

En la calle 40 de la colonia Prados de San Vicente Segunda Sección, en la capital del estado, un hombre de 24 años de edad fue asesinado al recibir un disparo en el pecho. El crimen, a las dos de la mañana del 19 de julio.

De un disparo de pistola fue asesinado un hombre de 32 años de edad en la comunidad de Coaquentla, municipio de Matlapa. Durante la mañana del 19 de julio, el cuerpo fue localizado a unos metros de una camioneta de su propiedad.

Al anochecer del 21 de julio, dos hombres viajaban a bordo de una camioneta Suburban por calles de la colonia 20 de Noviembre, en la cabecera municipal de Ébano; de pronto, desde otra unidad en movimiento empezaron a disparar para enseguida huir sin detenerse a confirmar que su ataque había sido mortal. Los dos ocupantes de la unidad agredida reaccionaron y al verse heridos se dirigieron al hospital de Pemex, pero al llegar uno de ellos ya había fallecido; el otro fue ingresado en estado delicado.

Sobre la calle Camino Antiguo a Guanajuato en la colonia Simón Díaz, en la capital del estado, unos sujetos a bordo de una motocicleta abrieron fuego contra un joven de 18 años de edad que caminaba por esa calle. Los servicios de asistencia médica al ser avisados lo levantaron para trasladarlo al hospital, pero ya no llegó con vida.

En el amanecer del 22 de julio fue localizado el cuerpo de un hombre. Estaba en un lote baldío de la colonia Arboledas de Jacarandas, cerca al Periférico Norte en la capital del Estado, presentaba disparo de arma de fuego en la cabeza así como heridas provocadas por actos de tortura; el cuerpo estaba encobijado de la cintura a los pies, además de que estaba maniatado con cinta.

En la calle de Madero, en el centro de la cabecera municipal de Matehuala, un hombre fue asesinado. Como a las cuatro de la tarde del 22 de julio, vecinos escucharon disparos y avisaron a la Policía, que minutos después encontró a la víctima ya sin vida sobre la acera. Le infringieron tres disparos de arma de fuego.

En un predio del fraccionamiento Ojo de Agua, en el municipio de Matehuala, la Policía encontró los restos de un hombre que fue asesinado al recibir dos disparos de arma de fuego en la cabeza y el tórax. El hallazgo, a las nueve de la mañana del 23 de julio.