Ciudad de México (17 de Marzo).- La familia Kardashian volverá a estar bajo el ojo del huracán con el estreno de la décima temporada de Keeping Up With The Kardashians, a partir de este martes, en la que se ventilarán no sólo cuestiones familiares sino cómo disfrutan el tiempo durante unas vacaciones.

En estos nuevos episodios a través de E!, los lazos familiares se ponen a prueba ante un mar de cambios y nuevas relaciones, ahora que Kris Bruce Jenner han finalizado su divorcio.

 

La familia se enfrenta a los retos de ajustarse a su nueva estructura, con la esperanza de forjar conexiones más fuertes a medida que avanzan juntos, se informó en un comunicado de prensa.

La fricción entre Kim Kardashian y Kris Jenner llega a su punto más alto cuando ésta última, decide empacar las cosas de su hija sin su consentimiento; sin embargo, el conflicto no se limita a las madres e hijas.

Los problemas aparecen entre las hermanas Kourtney y Kim porque la primera, está molesta por las decisiones empresariales que involucran su imagen en el videojuego de la segunda.

Khloe adquiere la responsabilidad de la empresa, mientras Kourtney y Kim tienen que hacer malabares con sus responsabilidades personales en el hogar.

En esta décima temporada no todo es trabajo, las Kardashian están dispuestas a dejarse llevar y pasar tiempo de calidad durante sus vacaciones familiares anuales y viajan para divertirse en la nieve.

Fuente: Excélsior